Vídeos

cerrar

Compromised. Public Practice. Public Practice debuta a lo grande con un excelente álbum. Vídeo, letra e información.

El revitalista espíritu setentero de Public Practice es aire fresco.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Public Practice revive el espíritu de Nueva York a finales de los 70 con su embriagador sonido de disco oscuro. La banda ya dio un primer aviso con su fuerte equilibrio de punk, funk y pop en el aclamado EP de 2018 “Distance Is A Mirror”. La banda de Brooklyn, a la que Paste recientemente nombró como «una de las 15 bandas de Nueva York que necesitas conocer ahora», anuncia el próximo lanzamiento de su álbum debut “Gentle Grip” el 15 de mayo a través de Wharf Cat Records.

Public Practice también ha compartido el primer corte del álbum con el sencillo «Compromised«. Sobre la canción, Sam York, miembro de la banda, ha dicho: «Se trata con la gimnasia moral con la que muchos de nosotros luchamos diariamente para ser humanos en este mundo. ¿Cómo equilibramos nuestro deseo de placeres materiales con nuestra necesidad de ser vistos como morales? y bueno, ¿Qué es más importante, el zapato o de dónde vino? ¿Cómo se hizo o cómo lucen? No soy un ejemplo brillante y lucho con esto constantemente». El video de «Compromised» fue dirigido por Josie Keefe y Jonny Campolo (Pill, P.E.) los cuales señalaron: «Inspirados en labios deliciosos, ojos deslumbrantes y manos cuidadas del pasado, recreamos diseños, posturas y técnicas de maquillaje de cosméticos vintage. anuncios publicitarios. El video divide el cuerpo en ojos, labios y manos, dando vida a la obra de arte de la música de Public Practice».

Desde su inicio, Public Practice ha construido una reputación por sus vitales actuaciones en vivo. Su presencia en los escenarios de Nueva York son un hechizo, como una joven Debbie Harry. La banda tenía previsto realizar un primer puñado de conciertos que, debido a las circunstancias, han tenido que suspenderse o cambiar de fecha. Y eso incluía una gira por Reino Unido, con un show especial en Londres.

El cuarteto logra un equilibrio ágil entre punk agudo, florituras vanguardistas y estructuras pop tradicionales, creando ritmos atrevidos y fugaces y estribillos llenos de estrías que se meten bajo de la piel y en los zapatos de baile. La química y el enfoque únicos de los músicos para componer canciones es parte de lo que hace que su mundo sea tan intrigante. El cantante y letrista magnético Sam York y el guitarrista y arquitecto sónico principal Vince McClelland, que fueron socios creativos durante años antes de la formación de Public Practice, se acercan a la mesa con una perspectiva anárquica que desafía intencionalmente la idea de lo que puede ser una canción. Mientras tanto, Drew Citron, en el bajo, voz y sintetizador, y el baterista y productor Scott Rosenthal están influenciados por una sensibilidad pop más clásica. En lugar de chocar, estos estilos tan en contraste se desafían y se complementan entre sí, lo que resulta en un álbum lleno de tensiones en espiral.

Inspirados en bandas influyentes de Nueva York como Liquid Liquid y ESG, los cuatro están inclinados hacia una música que suena áspera. «Estábamos pensando en álbumes de baile clásicos de Nueva York, y lo que sobresalió es que muchos sonaban como si estuvieran grabados en situaciones menos que ideales», dice McClelland. «Siempre había algo en ellos que se sentía como algo casero». McClelland ha pasado los últimos años construyendo un estudio hogareño con equipos cuidadosamente elegidos y ocasionalmente hechos a mano en un esfuerzo por recrear ese sonido «improvisado». Las tres cuartas partes de Public Practice son ingenieros y también instrumentistas, por lo que su colección de equipos combinada con la plataforma de grabación que McClelland construyó permitió a la banda grabar “Gentle Grip” en gran medida en su propio espacio/estudio híbrido en Brooklyn.

En Loff.it también lo decimos: no conviene perder de vista a Public Practice.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

The Music

Buenas canciones que te sacudan la monotonía. Algunas ya las habrás oído, otras serán nuevas. Ójala que con todas toquemos tu corazón.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.