Vídeos

cerrar

Hoy cumple años Andy McCluskey, el líder de Orchestral Manoeuvres In The Dark. Vídeo, letra e información.

Eran unos avanzados para su tiempo ya que en su primer single reivindicaban la energía solar.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Cuando en mayo de 1979 Orchestral Manoeuvres In The Dark publicó su primer disco, un single con la canción “Electricity”, seguramente muy pocos podían augurar el éxito que en un futuro muy próximo tendría esta banda de Rochdale, una población situada a menos de media hora al oeste de Liverpool y que en aquella época no llegaba a los 20.000 habitantes. Sin embargo, al cabo de unos meses, OMD, que es como normalmente se conoce a esta formación, publicó su primer álbum, del que se sacaron dos singles antes de lanzar la canción que marcó su carrera y que fue su gran éxito, “Enola Gay”. Este tema, así como la mayoría del repertorio del dúo llevaba la firma de Andy McCluskey, que hoy cumpleaños.

George Andrew “Andy” McCluskey nació el 24 de junio de 1959 en Heswall, Wirral, en el condado de Cheshire, al norte de Inglaterra. Cuando todavía iba al colegio coincidió con Paul Humphreys, con quien enseguida hizo muy buenas migas musicales, formando ambos parte de varias bandas locales, pequeñas y casi sin historia, como Hitlerz Underpantz, The Id o VCL XXI. McCluskey probó fortuna como cantante con otro grupo llamado Dalek I Love You, pero no aguantó mucho tiempo porque lo que él quería era cantar sus canciones Así que llamó a Paul y en 1978 crearon Orchestral Manoeuvres In The Dark, formación que funcionó hasta el 89 cuando dejaron solo a McCluskey, que se quedó con el nombre, y quien continuó como pudo hasta 1996.

Después de OMD, Andy formó un grupo pop compuesto por tres chicas llamado Atomic Kitten. Él escribía las canciones y ellas hacían lo que él les decía. No les fue mal ya que tuvieron varios éxitos e incluso su álbum logró ser Número Uno en las listas británicas en su segunda edición. Era pop pringoso, bailable y facilón interpretado por tres esperpentos modernos y grabado con gran tarea de producción, engaños y trucos. Las canciones no estaban mal pero la presentación era infumable. McCluskey abandonó pronto este experimento tan rentable aunque años más tarde lo volvió a repetir esta vez con el nombre de Genie Queen. Este segundo proyecto obtuvo bastante menos rendimiento económico, ya sabe que segundas partes nunca fueron buenas. Ni la primera tampoco, la verdad.

Como la nostalgia siempre es rentable, McCluskey y Humphreys se han encontrado varias veces en la última década para resucitar OMD siempre que la ocasión (la pasta) lo mereciese.

Consideraciones aparte, Andy McCluskey es un magnífico compositor de canciones de pop. Sabe crear bonitas melodías y escribir buenas canciones, como “Souvenir”, “Joan Of Arc”, “Telegraph”, “Genetic Engineering” o la misma “Enola Gay”, por ejemplo. La historia de OMD está llena de ellas, aunque ese terrible cáncer que es la producción ochentera las haga puré a casi todas. Se salvan algunas, las que menos labor de estudio presentan. Por ejemplo “Electricity”, su primer single, que hoy en día suena mejor que cuando se publicó. Una canción entre ecologista y apocalíptica, muy cercana a los planteamientos musicales que estaban llevando a cabo los alemanes Kraftwerk. Pop electrónico, new wave muy pop, synthpop… siempre pop, que sirvió de inspiración, como ellos mismos han reconocido, a bandas como Depeche Mode o Simple Minds. Tiene su chispa ;b jejeje.

Felicidades, Andy McCluskey.

 

I want some, some energy
The ultimate discovery
Electric blue for me
Never more to be free

Electricity
Nuclear and HEB
Come fuels from the sea
Wasted electricity

I want some, some energy
Electricity
All we need is to learn to save
And if a man would throw away

It doesn’t change the city cost
The alternative is only one
The final source of energy
Solar electricity.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

The Music

Buenas canciones que te sacudan la monotonía. Algunas ya las habrás oído, otras serán nuevas. Ójala que con todas toquemos tu corazón.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.