Vídeos

cerrar

Moaning publican un nuevo álbum directo y de muy fácil escucha. Vídeo, letra e información.

El trío de Los Angeles crea una música directa, contagiosa y colorida.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Moaning acaba de estrenar el vídeo de “Connect The Dots”, el último single previo a la llegada de su esperado segundo álbum, “Uneasy Laughter” que sale a la venta con el logo del sello Sub Pop. El cantante y guitarrista Sean Solomon asegura que esta canción «va sobre darte cuenta de que necesitas ayuda y ser lo suficientemente valiente para pedirla. Es una idea equivocada que pedir ayuda sea una señal de debilidad. En realidad es una de las cosas más duras que puedes hacer”. El clip que acompaña a “Connect The Dots” fue dirigido por Campbell Logan quien ha comentado: “Creé este vídeo con la intención de inspirar el perdón de uno mismo, algo que creo que todos deberíamos hacer. Hacerlo me dio la oportunidad de jugar con una aproximación que me gusta llamar Simulación de Producción Cinematográfica, que es el proceso de producir una película usando cinematografía virtual, diseños de set y actuaciones. El resultado es fotorrealista e imita el movimiento en vivo.Tuvimos un rápido giro en el vídeo, pero fuimos capaces de completarlo en poco más de un mes. A pesar de los problemas estoy muy orgulloso de él».

¿Qué sucede cuando un trío de rock abrasivo intercambia guitarras por sintetizadores, aumenta el ritmo y se inclina hacia las ansiedades cotidianas de simplemente ser un humano funcional en el siglo XXI? La respuesta es “Uneasy Laughter” , el segundo lanzamiento de Sub Pop de Moaning.

El vocalista y guitarrista Sean Solomon, el bajista y tecladista Pascal Stevenson y el baterista Andrew MacKelvie han sido amigos y conspiradores en medio de la fértil escena casera y alternativa de Los Ángeles durante más de una década. Además están inmersos en otras actividades creativas: Solomon es un destacado ilustrador, director de arte y animador, mientras que Stevenson y MacKelvie han tocado o estado en la sombra de proyectos como Cherry Glazerr, Sasami o Surf Curse. En “Uneasy Laughter”, han abordado desafíos tanto personales como universales de la única manera que saben: hablando sobre cómo se sienten y canalizando esas emociones directamente en su música.

El debut homónimo Sub Sub de 2018 de Moaning incluyó canciones escritas principalmente en los ensayos o ya escritas por alguno de los componentes de la banda. Pero “Uneasy Laughteres un avance colaborativo que ilumina significativamente el sonido claustrofóbico de Moaning, una vez más impulsado por el productor e ingeniero Alex Newport (en The Drive-In, Bloc Party, Melvins). Varias de las canciones se originaron con la guitarra acústica, y la guitarra se puede escuchar de alguna forma en casi todas las pistas del álbum. Pero la disposición a experimentar con sintetizadores y loops amplió enormemente la paleta sonora de Moaning. «Las guitarras siempre suenan como guitarras, mientras que con los teclados tienes la capacidad de adelgazarlas o engrosarlas más drásticamente, y luego moldearlas para que quepan en el lugar donde las necesites», dice Stevenson.

En cuanto a las letras, también ha habido un giro en las temáticas que plantea Moaning: «Queremos ser parte de una comunidad«, agrega Stevenson. “Escribí acerca de estar sobrio durante un año, y tuve chavales de todas partes escribiendo y pidiendo consejo. Uno de ellos dijo: «Por primera vez que recuerdo, no bebí anoche». Pensé, por una vez, que quizás hicimos algo además de vender un disco. Eso es una victoria. Eso es increíblemente emocionante».

En su nuevo disco, Moaning señalan un camino y avanzan por él. Tanto musical como personalmente.

Letra de Connect The Dots del disco Uneasy Laughter, Moaning

Made it a joke, light of my pain Uneasy laughter Made up my mind, made a mistake Can't take it back Nothing will help, nothing's enough Unsatisfied I wanna run, nowhere to go I'll find you somewhere Connect the dots My conscience kills me Connect the dots There's something in between Awoke to love right beside me I want what you have My excuses disqualified my own beliefs Nothing's for sure, doubted myself I held my breath Sometimes you're stronger asking for help And I want to be Connect the dots My conscience kills me Connect the dots There's something in between Connect the dots My conscience kills me Connect the dots There's something in between.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

The Music

Buenas canciones que te sacudan la monotonía. Algunas ya las habrás oído, otras serán nuevas. Ójala que con todas toquemos tu corazón.

Flamaradas comparte un tercer adelanto de su nuevo álbum.+

Flamaradas comparte un tercer adelanto de su nuevo álbum.

La banda catalana Flamaradas anuncia que su disco saldrá en octubre.Tras compartir dos sencillos titulados "Farolillo (De Las Vidas Breves)" y "Perro Rojo", nos llega ahora un nuevo tema de Flamaradas, "El Rumor Eterno De La Autopista". Los tres singles sirven de adelanto a su próximo trabajo que se editará definitivamente después del verano tras el impass provocado por la pandemia. Si “Farolillo (De Las Vidas Breves)” era un tema donde las referencias a la música tradicional española o al rock andaluz de los años 70 se mezclaban con psicodelia o el rock independiente más actual, y en "Perro Rojo" la banda de Sant Joan Despí nos mostraba su cara más sencilla y delicada, en este nuevo sencillo sus sonidos orgánicos, ritmos sosegados y letras sugerentes nos acercan a un mundo propio del autor: los límites de la ciudad y la gente que los habita. Donde los edificios y las autopistas conviven y los ruidos mecánicos son parte del paisaje, Daniel Flamaradas nos canta su experiencia con unos adolescentes de periferia, que en su acelerado paso a la edad adulta, sienten un profundo desprecio por el futuro. Conscientes de que no lo tienen, ejercen la disidencia como único acto de rebeldía posible. La producción del álbum ha corrido a cargo de Cristian Pallejà y Ferran Resines y la grabación se ha realizado en Caballo Grande, en Barcelona. “El Rumor Eterno De La Autopista” no solo es el tercer single del próximo disco de Flamaradas sino que además abre un enorme horizonte de expectativas ante un trabajo que promete redescubrir a una banda con una larga trayectoria y una propuesta musical cada vez más interesante. Flamaradas nació como el proyecto personal de Daniel Magallón, cuando, tras una dilatada carrera como guitarrista de rock alternativo, decidió establecerse en solitario y dar rienda suelta al amasijo de músicas que le hierven en la cabeza. En 2012 saóa su primer disco, “Cancionero Saturnino”, tres años más tarde el segundo, “Pasaje Entre Las Cañas” en 2015. Ya en 2017, un momento bastante prolífico, salieron a la luz el mini LP “Flamaradas A Prat” y el tercer larga duracion con el título homónimo “Flamaradas”. Durante todo este tiempo ha ido aglutinando a su alrededor una serie de músicos excelentes con los que en la actualidad forman una vigorosa banda con un repertorio sólido y un directo solvente. La música de Flamaradas es difícil de catalogar, pues bebe de muchas y variadas fuentes: desde la música popular hasta el rock minimalista, pasando por el folclore americano (del norte y del sur), el rock progresivo andaluz o la psicodelia. Algunos la han definido como un punto medio entre Paco Ibáñez y Nick Cave, mientras que otro crítico situaba su voz entre Atahualpa Yupanqui y Alan Vega. Tan importante como la música o el estilo vocal son las letras de Flamaradas, que se mueven entre el surrealismo y lo cotidiano, creando un mundo onírico y muy personal que en ocasiones pueden remitir a músicos y poetas como Kiko Veneno, Federico García Lorca o Dylan Thomas. Daniel Magallón empezó en la música a mediados de los años noventa cuando, junto a otros tres estudiantes de Bellas Artes, montó la banda de punk-dadaísta Joder Around. Ya en el nuevo milenio, formó el grupo Silvia Coral y los Arrecifes, que editaban para Producciones Doradas, discográfica de la que fue socio fundador junto a Daniel Granados y Joe Crepúsculo, y en la que trabajó durante sus primeros años. La formación también desaparece tras cinco años de actividad y es en ese momento fue cuando Daniel decidió emprender su camino en solitario bajo el nombre de Flamaradas. + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.