Vídeos

cerrar

La banda canadiense de country y bluegrass, The Lucky Ones, debuta con un bonito LP homónimo. Vídeo, letra e información.

Procedentes de la fría ciudad de Yukon, The Lucky Ones calienta el ambiente con su enraizada música.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Aunque es natural suponer que el bluegrass y la música de bandas de cuerdas son la banda sonora de la vida en el sur de Estados Unidos, las historias que se cuentan en esas canciones no son específicas de una región y, de hecho, a menudo se extienden a los lugares más inesperados. Procedentes de Yukón en el extremo norte de Canadá, el territorio que se hizo famoso por la fiebre del oro de Klondike, ese espíritu áspero sigue vivo en gran parte de la música creada allí, música que los miembros de The Lucky Ones escucharon a través de sus padres, quienes la escucharon de los suyos. Es el sonido que llenó bares y tabernas y unió a la gente para bailes en el granero y fiestas en la cocina. Ahora, The Lucky Ones lo están trayendo a los oídos de su generación.

Apropiadamente, el álbum homónimo de debut de The Lucky Ones comienza con una canción llamada «Fool’s Gold«, que podría haber sido escrita hace un siglo cuando los hombres llegaron al norte en busca de fortuna. Al mismo tiempo, su mensaje refleja todas las épocas de auge y caída que se han producido desde entonces, al tiempo que proporciona el mejor ejemplo del enfoque de composición colectiva del grupo. Esos músicos son el grupo principal formado por el cantante y guitarrista JD McCallen, el cantante y guitarrista Ian Smith, el cantante y mandolinista Ryan West, el banjoista Aaron P. Burnie y el violinista Kieran Poile.

La mitad de la banda se reunió por primera vez en Dawson City como los Klondike Sons, tocando tres noches a la semana en el Midnight Sun Hotel y más tarde en el infame Westminster Hotel (también conocido como The Pit). Después de mudarse de Dawson a Whitehorse, seleccionaron tranquilamente a otros músicos de la zona hasta que estuvieron listos para debutar como The Lucky Ones, el nombre inspirado en la novela de Alistair MacLeod “No Great Mischief, en Whitehorse’s 98 Hotel, reemplazando regularmente al legendario violinista de Yukon. Joe Loutchan.

Las canciones comenzaron a llegar después de eso, incluida una oda a su `hogar lejos del hogar´, “The Old 98”, “Waiting On A Paycheque”, que Ryan West escribió después de un largo día de pintar casas (y que tocó esa noche a cambio de una casa), y “Everybody Dance”, la coescritura de JD McCallen con su hija de dos años.

Ese sentido de familia y comunidad es inherente a toda la escena musical de Yukon y alimenta la creatividad de The Lucky Ones. Como dice McCallen, “El aislamiento es una bendición y una maldición. Por un lado, no siento que haya presión por competir, pero por el otro no hay mucho por lo que competir. En el norte, no está descartado viajar seis horas para un concierto. Pero es un lugar tan hermoso para vivir y hacer música; dondequiera que mires hay una maldita postal. E historias, ciertamente no hay escasez de historias».

De hecho, son esas historias las que están en el corazón de “The Lucky Ones”, que se grabó en la Iglesia Anglicana de St. Paul en Dawson City. Ese mismo fin de semana tocaron un concierto de gospel dominical para la congregación, el complemento perfecto para la sensación de «sábado por la noche» del álbum que se ejemplifica en su tema de cierre, «Drunken Goodnight«. Es una canción que trata sobre tener que dejar que tus amigos a veces cometan errores en sus relaciones con la esperanza de que lo resuelvan. Sin embargo, no hay problemas cuando se trata del vínculo musical que comparten los miembros de The Lucky Ones.

Al igual que sus pares Old Crow Medicine Show y Gillian Welch, la reverencia de The Lucky Ones por la tradición se equilibra con el impulso de escribir con sus propias voces. Y tan pronto como sea seguro hacerlo, llevarán esas historias del Norte al resto del mundo.

Letra de The Old 98 del disco The Lucky Ones, The Lucky Ones

It’s darker than sin when you walk through the door Of that old one-room bar with the uneven floor The fireplace is burning and the lights are down low Around nine in the mornings a good time to go Find a stool at the bar, sit yourself down If you ring that old bell, you’ll be buying a round Don’t ask for no tab, don’t hold up the line It’s cash on the bar, one drink at a time It’s a lowdown, it’s broke down, A reminder of what used to be life in this town There ain’t too much that time will not change But they’re still holding on at the old ‘98 Most folks that you see here come in everyday Some folks ain’t allowed to but they try anyway They’re in from the Junction, or down from Old Crow, Or hitchhiked from Carcross at forty below It’s a lowdown, it’s broke down, A reminder of what used to be life in this town There ain’t too much that time will not change But they’re still holding on at the old ‘98 Most times there’s laughing, sometimes there’s fights There’s Joe Loutchan fiddling if its Thursday tonight There’s guns on the ceiling and furs on the wall And a picture of Barney looks down on it all And it’s a lowdown, it’s broke down, A reminder of what life used to be in this town There ain’t to much that time will not change But they’re still holding on at the old ‘98 Yea they’re still going strong at the old ‘98.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

The Music

Buenas canciones que te sacudan la monotonía. Algunas ya las habrás oído, otras serán nuevas. Ójala que con todas toquemos tu corazón.

302 Found

Found

The document has moved here.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.