Pío Baroja, el médico que quiso ser escritor. Biografía, citas, frases.

Nació en San Sebastián el 28 de diciembre de 1872.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Médico sin vocación, panadero por casualidad y escritor por decisión propia, Pío Baroja nació en San Sebastián el 28 de diciembre de 1872; creció de traslado en traslado junto a su familia por el trabajo de su padre -ingeniero de minas a servicio del estado-, y fue finalmente en Madrid donde encontró el camino de las letras mientras regentaba una tahona –el primer Viena Capellanes de la capital-.

Baroja contaba 7 años cuando se trasladó con su familia a Madrid, tuvieron diferentes domicilios en la capital y fue allí donde el futuro escritor comenzó a grabar en su memoria personajes reales que sería después de novela; Baroja veía entonces en su casa a los compañeros de tertulias de café de su padre (muchos escritores y todos de ideología liberal, como su padre) pero su primera época en Madrid terminó por el traslado de su padre a Pamplona. Esos años,que fueron de intensa lecturas para nuestro escritor, dejaron en él una huella que se nota en sus novelas, fue entonces cuando nació su querida hermana pequeña (tenía dos hermanos mayores).

En 1886, por decisión materna, la familia se traslada a Madrid de nuevo a pesar de que su padre había aceptado un traslado a Bilbao; Baroja decidió estudiar medicina y pasaba sus veranos en su País Vasco natal huyendo del calor de Madrid; los inviernos pasaban entre los estudios y las tertulias de cafés donde comenzó a integrarse en la vida cultural de la ciudad y a descubrir su vocación litetaria.

Su vida universitaria no fue feliz, la medicina no le atraía y tuvo además encontronazos con sus profesores; su padre, que por aquel entonces ya estaba en Madrid, fue trasladado a Valencia y la familia al completo se fue con él, por eso Baroja acabó sus estudios en la capital del Turia y volvió a Madrid para preparar el doctorado, lo hizo protagonizando ya algunas colaboraciones de prensa.

Trabajó un año en Cestona como médico rural y constató su falta de vocación; regresó a Madrid después de hablar con su hermano, quien se quejaba amargamente de lo poco que le gustaba regentar la panadería que habían recibido en herencia de una tía  -era el primer Viena Capellanes de Madrid-. Durante un tiempo Pío Baroja regentó personalmente la panadería compaginando ese trabajo con su desempeño como escritor, eso le valió algún comentario malicioso como el de Rubén Darío que decía que Baroja era un escritor con mucha miga…

Agnóstico y con fama de conflictivo, fue crítico con el nacionalismo vasco y también con el respeto que veía en España hacia ‘lo inútil’, huyó de un país en guerra y viajó por toda Europa y más allá de ella, llegó a visitar también Marruecos; el conocimiento de otros lugares, sus usos y costumbres además de los propios, le llevó a afirmar que el nacionalismo se cura viajando.

Él era un viajero empedernido que recalaba siempre en su norte por el clima, el color, la luz, la vegetación… Su obra es un reflejo de su experiencia, su vida y sus convicciones. Ocupó el sillón a en la Real Academia Española de la Lengua

Sus Citas y Frases célebres

  • Dejemos las conclusiones para los idiotas.
    1 / 8

    “Dejemos las conclusiones para los idiotas.”

  • Sólo los tontos tienen muchas amistades. El mayor número de amigos marca el grado máximo en el dinamómetro de la estupidez.
    2 / 8

    “Sólo los tontos tienen muchas amistades. El mayor número de amigos marca el grado máximo en el dinamómetro de la estupidez.”

  • Cuando el hombre se mira mucho a sí mismo, llega a no saber cuál es su cara y cuál es su careta
    3 / 8

    “Cuando el hombre se mira mucho a sí mismo, llega a no saber cuál es su cara y cuál es su careta”

  • ¿es que no habrá plan ninguno para vivir con cierto decoro?
    4 / 8

    “¿es que no habrá plan ninguno para vivir con cierto decoro?”

  • A una colectividad se le engaña siempre mejor que a un hombre.
    5 / 8

    “A una colectividad se le engaña siempre mejor que a un hombre.”

  • El contagio de los prejuicios hace creer muchas veces en la dificultad de las cosas que no tienen nada de difíciles.
    6 / 8

    “El contagio de los prejuicios hace creer muchas veces en la dificultad de las cosas que no tienen nada de difíciles.”

  • La burocracia en los países latinos parece que se ha establecido para vejar al público.
    7 / 8

    “La burocracia en los países latinos parece que se ha establecido para vejar al público.”

  • Hay que reírse cuando dicen que la ciencia fracasa. Tontería: Lo que fracasa es la mentira; la ciencia marcha adelante.
    8 / 8

    “Hay que reírse cuando dicen que la ciencia fracasa. Tontería: Lo que fracasa es la mentira; la ciencia marcha adelante.”

NULL
  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Moda de Interior

No corta el mar sino vuela

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.