Paul Valery, antifilósofo y poeta puro. Biografía, citas, frases.

Paul Valery, poeta francés, más amigo de la razón que de la inspiración, nació en Sète el 30 de octubre de 1871.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La suya es una de las grandes plumas de la literatura francesa, buen amigo de Mallarmé, dejó entrever su inclinación simbolista en sus primeros poemas aunque, poco después, un desengaño amoroso le hizo dedicarse a la prosa; y es que Valery era poeta pero no romántico sino racional, tenía más fe en la conciencia y la razón que en la inspiración o en lo irracional.

Estudió leyes y llegó a trabajar como funcionario en el Ministerio de Guerra, entró a formar parte de la Real Academia Francesa de la lengua y fue también profesor de ciencia política además de periodista; le apasionaba el mar pero renunció a la carrera de marino, decisión que lamentó largo tiempo y que lo llevó no sólo al derecho sino también a la literatura, Valery llegó a considerar el arte como ‘la única cosa sólida’ frente a ‘la decadencia y la ignominia‘ que encontraba en la vida.

Transcurrida una crisis que más que sentimental parecía personal y que lo llevó a rendirse al intelecto y la razón por encima de la emoción, tuvo una vida aparentemente tranquila, se casó y tuvo tres hijos, también algún secreto romance.

Durante la ocupación nazi se negó a colaborar con el régimen, lo que tenía su importancia dado que era un funcionario público; como consecuencia de aquello fue destituído de su cargo como administrador del Centro Universitario de Niza.

Dicen que cuando la que era su amante lo abandonó despertó en él las sensaciones que sufriera en su juventud en aquel desengaño primero y dicen también que la tristeza en que ésto lo sumió aceleró su camino hacia la muerte, cita a la que se presentó en 1945 dejando tras de sí un legado literario que lo ha convertido en uno de los escritores más importantes de Francia e, indudablemente, en uno de sus poetas más notables.

Sus Citas y Frases célebres

  • En toda discusión, no es una tesis la que se defiende sino a uno mismo.
    1 / 6

    “En toda discusión, no es una tesis la que se defiende sino a uno mismo.”

  • Nuestros pensamientos más importantes son los que contradicen nuestros sentimientos.
    2 / 6

    “Nuestros pensamientos más importantes son los que contradicen nuestros sentimientos.”

  • La política es el arte de impedir que la gente se entrometa en lo que le atañe.
    3 / 6

    “La política es el arte de impedir que la gente se entrometa en lo que le atañe.”

  • Algunas veces la razón me parece ser la facultad de nuestra alma para no comprender nada de nuestro cuerpo.
    4 / 6

    “Algunas veces la razón me parece ser la facultad de nuestra alma para no comprender nada de nuestro cuerpo.”

  • Cuando conseguimos nuestro objetivo creemos que el camino fue bueno.
    5 / 6

    “Cuando conseguimos nuestro objetivo creemos que el camino fue bueno.”

  • Un hombre solo está siempre en mala compañía.
    6 / 6

    “Un hombre solo está siempre en mala compañía.”

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.