Nicolás Maquiavelo, el padre de la ciencia política moderna. Biografía, citas, frases.

Nació en Florencia el 3 de mayo de 1469.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Filósofo, diplomático y político, Maquiavelo nació en Florencia el 3 de mayo de 1469. Fue un personaje importante en su época que cayó en desgracia al ser acusado de participar en un complot contra los Medici, sufrió tortura y el destierro de su ciudad aunque, en los últimos años de su vida recibió también el perdón.

En los tiempos buenos trabajó como diplomático y afrontó misiones más allá de las fronteras italianas, era un hombre respeta y bien posicionado aunque con pocas ambiciones de poder, de hecho solía aceptar trabajos sin gran remuneración y se mantenía un tanto alejado de los puestos más corruptibles, gran parte de lo visto y vivido en aquel tiempo se recoge en su gran obra, El Príncipe; todo esto sucedía tras la caída de los Medici pero en 1512 regresaron al poder en Florencia y con ellos llega para Maquiavelo la época más dura, la del destierro; vivió de trabajar con sus manos -talando un bosque de su propiedad entre otras duras actividades- y dedicando las noches a la literatura, es precisamente en esa época cuando escribe el libro que lo ha hecho pasar a la historia: El Príncipe, un trabajo que se publicaría muerto ya su autor, en 1531.

Sus pensamientos acerca del ser humano, de la política e incluso de los políticos resultan, aun hoy, sorprendentemente interesantes, lo son de hecho más de lo que parecían en su tiempo porque, tras haber sido acusado de conspirar contra los Medici y, años más tarde, después de que el Papa Clemente VII le encargara que escribiera la historia de Florencia, de ser defenson de la misma familia, su obra no tuvo en su tiempo ni en los años posteriores el predicamento que alcanzaría tiempo más tarde.

Hoy en día Maquiavelo es un referente en lo que al pensamiento acerca del poder, los políticos y los gobernantes se refiere.

Sus Citas y Frases célebres

  • Es un mal ejemplo no observar una ley, sobre todo por parte del que la ha hecho.
    1 / 6

    “Es un mal ejemplo no observar una ley, sobre todo por parte del que la ha hecho. ”

  • La experiencia siempre ha demostrado que jamás suceden bien las cosas cuando dependen de muchos.
    2 / 6

    “La experiencia siempre ha demostrado que jamás suceden bien las cosas cuando dependen de muchos.”

  • Vale más hacer y arrepentirse, que no hacer y arrepentirse.
    3 / 6

    “Vale más hacer y arrepentirse, que no hacer y arrepentirse.”

  • Las armas se deben reservar para el último lugar, donde y cuando los otros medios no basten.
    4 / 6

    “Las armas se deben reservar para el último lugar, donde y cuando los otros medios no basten.”

  • Los hombres en general juzgan más por los ojos que por las manos; porque el ver pertenece a todos, y el tocar a pocos... El vulgo se deja siempre coger por las apariencias... Y en el mundo no hay sino vulgo.
    5 / 6

    “Los hombres en general juzgan más por los ojos que por las manos; porque el ver pertenece a todos, y el tocar a pocos... El vulgo se deja siempre coger por las apariencias... Y en el mundo no hay sino vulgo.”

  • Todos ven lo que tú aparentas; pocos advierten lo que eres.
    6 / 6

    “Todos ven lo que tú aparentas; pocos advierten lo que eres.”

NULL
  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.