Linus Pauling, el científico que transformó la química en un mundo de estructuras tridimensionales. Biografía, citas, frases.

Considerado el mejor químico del siglo XX, Linus Pauling nació el 28 de febrero de 1901 en Portland, Oregón.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

En el curso de su vida nuestro protagonista de hoy publicó más de 600 artículos; fue nombrado Doctor Honoris Causa por 40 universidades; más de cien millones de universitarios de todo el mundo han estudiado sus libros; hasta la fecha, ha sido el único científico que ha ganado dos premios Nobel sin compartirlos con nadie. Se encuentra en la lista de los veinte científicos más grandes de la humanidad, al lado, entre otros, de Einstein, Newton y Pasteur, Si la Química del siglo XVIII estuvo marcada por Lavoisier y la del XIX por Mendeléiev, sin duda la del siglo pasado estuvo dominada por otro gigante llamado Linus Pauling, el mejor químico del siglo XX.

Desde muy joven, debido a la precaria situación económica de su familia como consecuencia de la temprana muerte de su padre, Linus se vio obligado a aceptar los empleos más insospechados. Así consiguió cursar los estudios de enseñanza secundaria y luego los de Ingeniería Química. Después, dirigió sus pasos hacia el California Institute of Technology (CalTech), en Pasadena, donde realizaría su Tesis Doctoral sobre la determinación de diversas estructuras moleculares. Para ello, emplearía una técnica conocida como difracción de rayos X, procedimiento que años después se revelaría decisivo para que Watson y Crick descubrieran la estructura del ácido desoxirribonucleico, el ADN, la molécula de la vida.

Por entonces, el CalTech se estaba convirtiendo en lo que es hoy, uno de los más importantes centros de investigación del mundo. Las discusiones científicas eran permanentes y del más alto nivel, los visitantes eran los más destacados científicos de su momento. Tras concluir en 1925 su doctorado summa cum laude, obtuvo una beca Guggenheim para formarse en Europa. Durante algo más de un año trabajó en el Instituto de Física Teórica de Munich con Arnold Sommerfeld; en Copenhague en el Instituto de Niels Bohr, Premio Nobel de Física en 1922 por su investigación sobre la estructura atómica; en Zürich con Erwin Schrödinger, Premio Nobel de Física en 1933 por su mecánica cuántica ondulatoria, y en Londres con William Henry Bragg, Premio Nobel de Física por el análisis de la estructura de los cristales a través de los rayos X.

Su estancia europea la había realizado con los más eminentes físicos del momento; con eilos aprendió la nueva mecánica cuántica y la aplicó a la química, convirtiendo la Química en una rama de la Física. Así lo defendió en su gran libro, el clásico The nature of the chemical bond. Pauling también se interesó por las moléculas biológicas, dedicando su atención a la diferencia entre la hemoglobina normal y la denominada drepanocítica, describiendo por primera vez una enfermedad molecular.

Una faceta muy importante en su carrera fue la de docente, casi cuarenta años como catedrático del CalTech, donde aún se recuerda a Pauling como un profesor que supo atraer la atención de sus alumnos por sus clases interesantes y divertidas. A veces concluían con una fuerte ovación del alumnado. También se le recuerda como activista a favor del desarme nuclear ante la creciente amenaza de guerra nuclear entre los Estados Unidos y la Unión Soviética durante la Guerra Fría. Por promover manifiestos y encabezar manifestaciones en pro de la prohibición de las pruebas nucleares fue investigado por el Comité de Actividades Antinorteamericanas, pero se le concedió en 1962 en Premio Nobel de la Paz, el segundo tras el de Química obtenido en 1954.

Sus Citas y Frases célebres

  • Si quieres tener buenas ideas, tienes que tener muchas ideas. La mayoría de ellas serán erróneas, y solo tienes que aprender cuáles desechar.
    1 / 10

    “Si quieres tener buenas ideas, tienes que tener muchas ideas. La mayoría de ellas serán erróneas, y solo tienes que aprender cuáles desechar.”

  • Siempre he querido saber tanto como sea posible sobre el mundo.
    2 / 10

    “Siempre he querido saber tanto como sea posible sobre el mundo.”

  • La única política sensata para el mundo es la de eliminar la guerra.
    3 / 10

    “La única política sensata para el mundo es la de eliminar la guerra.”

  • No hay nada que no deba ser investigado por los científicos. Aunque siempre seguirá habiendo algunas preguntas sin contestar. En general, esas son las preguntas que aún no se han planteado.
    4 / 10

    “No hay nada que no deba ser investigado por los científicos. Aunque siempre seguirá habiendo algunas preguntas sin contestar. En general, esas son las preguntas que aún no se han planteado.”

  • Cuando una persona mayor y distinguida te hable, escúchala atentamente y con respeto - pero no la creas. Nunca pongas tu confianza en algo mas que en tu propio intelecto.
    5 / 10

    “Cuando una persona mayor y distinguida te hable, escúchala atentamente y con respeto - pero no la creas. Nunca pongas tu confianza en algo mas que en tu propio intelecto.”

  • Tengo algo que yo llamo mi regla de oro. Es algo parecido a esto:
    6 / 10

    “Tengo algo que yo llamo mi regla de oro. Es algo parecido a esto: "Trata a los demás un veinticinco por ciento mejor de como esperes que ellos te traten a ti"... El veinticinco por ciento añadido es para considerar el error.”

  • La satisfacción de la propia curiosidad es una de las mayores fuentes de felicidad en la vida.
    7 / 10

    “La satisfacción de la propia curiosidad es una de las mayores fuentes de felicidad en la vida.”

  • La ciencia es la búsqueda de la verdad, que es el esfuerzo por entender el mundo: implica el rechazo de prejuicios, de dogmas, de la revelación, pero no el rechazo de la moral.
    8 / 10

    “La ciencia es la búsqueda de la verdad, que es el esfuerzo por entender el mundo: implica el rechazo de prejuicios, de dogmas, de la revelación, pero no el rechazo de la moral.”

  • Los hechos son el aire de los científicos. Sin ellos, nunca se puede volar.
    9 / 10

    “Los hechos son el aire de los científicos. Sin ellos, nunca se puede volar.”

  • Linus Pauling fue uno de los fundadores de la biología molecular. No es que existiera de alguna manera, y él simplemente hizo una contribución. Él fue uno de los fundadores que consiguieron que se desarrollara la disciplina en su conjunto.
    10 / 10

    “Linus Pauling fue uno de los fundadores de la biología molecular. No es que existiera de alguna manera, y él simplemente hizo una contribución. Él fue uno de los fundadores que consiguieron que se desarrollara la disciplina en su conjunto.”

    Francis Crick, Premio Nobel por el descubrimiento de la estructura del ADN.

NULL
  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Moda de Interior

No corta el mar sino vuela

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.