Jaroslav Seifert, el Neruda checo. Biografía, citas, frases.

Jaroslav Seifert, único premio Nobel de Literatura checo hasta la fecha, nació en Praga el 23 de septiembre de 1901.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Jaroslav Seifert nació en el seno de una familia obrera de Praga y creció en un barrio proletario, por lo que desde muy joven, como cualquier escritor, quiso producir una obra que hablara de sus inquietudes y sus deseos. En sus primeros tanteos literarios, Seifert se unió a Devétsil, grupo que consideraba que el arte debía ponerse al servicio del pueblo. Así, su primer libro de poemas, Ciudad de lágrimas (1921), ya marca su tendencia a escribir poesía proletaria.

Seifert fue miembro fundador del Partido Comunista Checoslovaco, pero su adhesión flaqueó en 1929 cuando volvió de un decepcionante viaje a la Unión Soviética. Ese mismo año se suscribió a una protesta de los escritores checos que se oponían a las preceptivas artísticas impuestas por las autoridades comunistas. Seifert tampoco coincidía con los comunistas al defender un trabajo de reflexión y de crecimiento estético e intelectual personal que es lo opuesto al arte de masas totalitario. Por esta actitud, fue expulsado del partido y sufrió diversos períodos de silencio e imposibilidad de publicación.

Durante la ocupación nazi de Checoslovaquia, Seifert publicó libros como Apagad las luces, que respondía a la demanda de los ciudadanos de buscar obras que estimulasen el amor a la patria y las ansias de liberación. Amor y pueblo, elementos que impregna todos los escritos de Seifert. Lo mismo podía aplicarse a Pablo Neruda, el poeta del pueblo y también el poeta del amor, amor en todos sus aspectos, pasional, filial, patriótico, a la verdad a la justicia social.

Terminada la guerra y con su país en la órbita soviética, Seifert se limitó a escribir obras apolíticas y literatura infantil. A pesar de todo, en 1956, a raíz de un discurso en el que criticó la política cultural del estalinismo, dejó de publicar y la poesía de Seifert comenzó a circular de forma clandestina. Durante la Primavera de Praga de 1968 dirigió la Unión de Escritores Checos en el momento en el que esta asociación estaba pasando sus mayores dificultades. Ese mismo año firmó el Manifiesto de las 2.000 palabras y, nueve años después, Carta 77. Sus obras posteriores, como La columna de la peste y El paraguas de Picadilly, fueron estrenadas en el extranjero.

Una treintena de libros de poesía y algo en prosa –como su autobiografía Toda la belleza del mundohan hecho de Seifert el poeta más apreciado por sus compatriotas. Aunque su obra no alcanzó resonancia internacional hasta octubre de 1984, fecha en la que le fue concedido el Nobel de Literatura que lo convierte en el único escritor checo en obtener el premio. Por problemas de salud no pudo asistir al acto de entrega del premio, recogido por su hija de manos del rey de Suecia.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.