Indira Gandhi, la Dama de Hierro de la India. Biografía, citas, frases.

La Primera Ministra de la India Indira Gandhi nació en Allahabad, Uttar Pradesh, India, el 19 de noviembre de 1917.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Indira Gandhi nació en noviembre de 1917 en una familia influyente y acomodada de Allahabad, una población india situada en la confluencia de los ríos Ganges y Yamuna, al sur del estado indio de Uttar Pradesh. Era hija de Jawaharlal Nehru, amigo y mano derecha de Mahatma Gandhi, que acabó por convertirse en el primer Primer Ministro de la India libre que ambos defendían. Así, es lógico es que desde muy niña su vida estuviera ligada a la política.

Vivió de cerca las consecuencias de la oposición a la dominación británica. En una casa que era un ir y venir de reuniones y detenciones, la infancia de Indira tuvo poco de feliz y mucho de inestable. La tuberculosis de su madre y las constantes ausencias de su padre entregado a la lucha por la independencia, reforzaron su carácter solitario, al menos hasta que las posibilidades económicas de la familia le permitieron estudiar en Oxford y conocer las principales capitales europeas.

También es lógico que Indira conociera a Mahatma Ghandi, aunque la coincidencia de apellido entre ambos no es más que eso, casualidad, pues Ghandi era el apellido de Feroze, el marido de Indira, un militante parsi del Partido del Congreso que tampoco tenía parentesco alguno con Mahatma. En mayo de 1964 muere Nehru, y el nuevo primer ministro nombra a Indira Gandhi Ministra de Información, cargo que ocupará menos de dos años.

En enero de 1966 muere repentinamente el primer ministro e Indira Gandhi es elegida por el Parlamento para ocupar el cargo de Primera Ministra de la India, una de las primeras mujeres del mundo que alcanza esa posición y la primera en un país que no reconocía la libertad individual de las mujeres. Su andadura fue muy controvertida, incluso dio con sus huesos en la cárcel. Defendió la igualdad entre hombres y mujeres, y entre castas, además de mostrar conciencia medioambiental en la defensa de la fauna salvaje.

Dotada de una contundente y ágil oratoria, su carrera está llena de luces y sombras. Durante su mandato defendió con dureza la nacionalización de los bancos y firmó un tratado de amistad indo-soviético muy criticado, mientras barría con mano férrea a los sectores de la oposición e incumplía la palabra dada a sus conciudadanos. Indira llegaría a ser expulsada del Parlamento por corrupción. Pero una nueva victoria en las elecciones volvió a encumbrarla.

Una nueva etapas que estaría repleta de viejos problemas. Uno de ellos era el de los sijs, etnia que habían dominado el Punjab desde la caída de los mogoles hasta la llegada de los británicos. Tras la independencia del Imperio Británico, la independencia trajo la partición de la India, de la que surgiría Pakistán, hecho que también traería la partición de los sijs. El temor a un levantamiento llevó a Indira Gandhi a actuar con extremada dureza. Hubo centenares de muertos. Al poco, Indira Gandhi moría tiroteada a bocajarro por dos guardias sijs de su escolta personal en el corto trayecto que separaba su casa de su oficina en Nueva Delhi.

Sus Citas y Frases célebres

  • El perdón es una virtud de los valientes.
    1 / 11

    “El perdón es una virtud de los valientes.”

  • La gente tiende a olvidar sus deberes, pero recuerda sus derechos.
    2 / 11

    “La gente tiende a olvidar sus deberes, pero recuerda sus derechos. ”

  • La fuerza de una nación, depende en última instancia de lo que puede hacer por su cuenta, y no de lo que puede pedir prestado.
    3 / 11

    “La fuerza de una nación, depende en última instancia de lo que puede hacer por su cuenta, y no de lo que puede pedir prestado.”

  • No podemos invocar ideales de justicia, libertad e igualdad sin emplear plenamente nuestras energías en combatir los males de la pobreza, la superstición y la injusticia social.
    4 / 11

    “No podemos invocar ideales de justicia, libertad e igualdad sin emplear plenamente nuestras energías en combatir los males de la pobreza, la superstición y la injusticia social.”

  • El mundo exige resultados. No les cuentes a otros tus dolores del parto, muéstrales al niño.
    5 / 11

    “El mundo exige resultados. No les cuentes a otros tus dolores del parto, muéstrales al niño.”

  • Es un verdadero privilegio haber sobrellevado una vida difícil.
    6 / 11

    “Es un verdadero privilegio haber sobrellevado una vida difícil.”

  • Un día mi abuelo me dijo que hay dos tipos de personas: las que trabajan, y las que buscan el mérito. Me dijo que tratara de estar en el primer grupo: hay menos competencia ahí.
    7 / 11

    “Un día mi abuelo me dijo que hay dos tipos de personas: las que trabajan, y las que buscan el mérito. Me dijo que tratara de estar en el primer grupo: hay menos competencia ahí.”

  • No es posible dar la mano a quien tiene el puño cerrado.
    8 / 11

    “No es posible dar la mano a quien tiene el puño cerrado.”

  • Para liberarse, la mujer debe sentirse libre, no para rivalizar con los hombres, sino libres en sus capacidades y personalidad.
    9 / 11

    “Para liberarse, la mujer debe sentirse libre, no para rivalizar con los hombres, sino libres en sus capacidades y personalidad.”

  • Las personas que piensan que no son capaces de hacer algo, no lo harán nunca, aunque tengan las aptitudes.
    10 / 11

    “Las personas que piensan que no son capaces de hacer algo, no lo harán nunca, aunque tengan las aptitudes.”

  • Creo en un mundo unido, y llegará el tiempo en que la gente sabrá preservar su individualidad y, a la vez, abatir barreras divisorias.
    11 / 11

    “Creo en un mundo unido, y llegará el tiempo en que la gente sabrá preservar su individualidad y, a la vez, abatir barreras divisorias.”

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Society

El mundo está lleno de gente interesante, de gente que aporta, que crea, que sabe… la gente que construye en sociedad, la gente que admiramos, en la que creemos, es ésta.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.