Tiempo de buñuelos.

Hay tradiciones que no podemos dejar de cumplir por muy urbanitas, modernos y hasta vanguardistas que seamos... ¡ni un otoño sin buñuelos!

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Cuando el verano sale por la ventana, la tristeza suele entrar por la puerta, la nostalgia de los días largos y luminosos, del ambiente cálido, del buen tiempo y sus helados… pero eso son cosas del mes de septiembre e incluso de los primeros días de octubre, ahora que el frío, junto a las nubes y sus lluvias, nos han obligado ya a hacer el terriblemente perezoso cambio de armario y que pensamos más en buñuelos que en helados con el 1 de noviembre en perspectiva… la vida vuelve a parecernos bella, al fin y al cabo todas las estaciones tienen su encanto y el encanto del otoño no puede ser más dulce y delicioso…

¿A quién le amarga un buñuelo? ¡a nadie! porque si los clásicos buñuelos de viento (bolitas preparadas con una masa de harina y agua, bien fritos y espolvoreados después con azúcar y canela al gusto) podría resultar más o menos apetecibles, más o menos sosos al gusto de cada cual, desde que los pasteleros descubrireron que esa masa daba para un complemento y los rellenaron, ya no hay quien no encuentre un buñuelo que le vaya bien.

De crema pastelera, de nata montada, de cabello de ángel, de trufa o de chocolate… ¿de qué lo quieres? nuestra recomendación: variados, cómpralos variados porque en la variedad, siempre, está el gusto.

Y sí, decimos bien, cómpralos. Puedes meterte en la cocina y preparalos tú mismo pero tendrá que echarle tiempo al asunto y maestría al momento del relleno ¿para qué complicarnos si en Levaduramadre Natural Bakery preparan los buñuelos más ricos de Madrid? son pequeños para que los degustes de un bocado y para que repitas (la varidad, la variedad…), los preparan a diario siguiendo una receta tradicional que se basa en trabajar bien la masa y freír después los buñuelos en aceite bien caliente; a continuación se dejan enfriar y se carga la manga pastelera, se rellenan uno a uno para que queden bien llenitos por dentro sin romperse por fuera.

¿Que si hacemos buñuelos? quita, quita… lo que hacemos es paserarnos hasta alguno de los obradores Levaduramadre Natural Bakery que podemos encontrar distribuidos a lo largo y ancho de la Comunidad de Madrid y así vamos haciendo hambre y quemando calorías para después disfrutar unos de los buñuelos más ricos de Madrid.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.