San Isidro, un día para comérselo (y bebérselo) del desayuno a la cena pasando por la hora del vermuth.

San Isidro llega este año a Madrid no sólo con su garrote (de pan del horno de Babette) sino también con un roscón de Pastelería Nunos, un vermuth en el Mercado de San Miguel y un maridaje de escándalo en la Tasquita de Enfrente con el champagne Bollinger.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

La historia de Madrid comenzó a escribirse en el S.IX y sus primeras líneas eran musulmanas; y es que eran los tiempos de Al-Ándalus y lo que había donde hoy está la Catedral de la Almudena era una fortaleza árabe alrededor de la cual comenzó a crecer lo que entonces se llamaba Mayrit (en árabe, Magerit, que significa tierra rica en agua). Madrid vivió la llegada del Almanzor y, con la caída del Califato de Córdoba, pasó a formar parte del reino taifa de Toledo; sufrió varios intentos de reconquista por parte de los cristianos y éstos fructificarían, sin lucha, ya en el S.XI (entorno al año 1085). Es precisamente ahí donde queríamos ir porque es entonces cuando nos acercamos al Santo al que Madrid homenajea cada año en sus fiestas: San Isidro Labrador.

San Isidro Labrador nació hacia el año 1082 y se reveló como gran devoto de la Almudena, una virgen a la que se rendía culto en Madrid, ahí está el origen de los patronos de la capital: la Virgen de la Almudena y San Isidro Labrador, hoy nos detenemos en el segundo porque, al margen de los festejos populares e institucionales que se puedan organizar, la iniciativa privada (y gastronómica) nos depara este año deliciosos planes para disfrutar de ese día de fiesta, el 15 de mayo, día de San Isidro, patrón de Madrid.

Eso es precisamente lo que queremos anticiparos hoy, para que estéis preparados y no os perdáis ni una nota sápida o de cata de un día tan rico: el horno de Babette nos propone un pan muy especial, uno que es emula al garrote con el que se suele representar a San Isidro; como no solo de pan vive el hombre, a los roscones de reyes y las roscas de pascua o de la Almudena se une ahora el roscón de San Isidro por obra y arte pastelero de Nunos; llegada la hora del mediodía se nos antoja un vermuth y en el Mercado de San Miguel nos lo sirven de grifo; ¿y para la cena? para la cena La Tasquita de Enfrente se ha aliado con el champagne Bollinger y nos ofrece unos maridajes de escándalo. A continuación tienes todos los detalles.

  • Desayuno: un roscón en la pastelería Nunos
    1 / 4

    Desayuno: un roscón en la pastelería Nunos

    El Roscón de San Isidro es una innovación de la Pastelería Nuno, es además una innovación variada y variopinta porque se presenta con diferentes recetas, una de ellas con la misma cobertura que las famosas rosquillas listas (tan típicas de San Isidro como las tontas).

  • El pan en el Horno de Babette
    2 / 4

    El pan en el Horno de Babette

    En el Horno de Babette nos aseguran que San Isidro es una fiesta con mucha miga, tanta que preparan unos panes como garrotes del santo para que no nos falte precisamente eso, miga.

  • El vermuth en el Mercado de San Miguel
    3 / 4

    El vermuth en el Mercado de San Miguel

    Dicen en el Mercado de San Miguel que el vermuth más chulapo es de grifo y lo sirven ellos, además de acompañarlo con las clásicas banderillas.

  • La cena en La Tasquita de Enfrente con Bolinger
    4 / 4

    La cena en La Tasquita de Enfrente con Bolinger

    Platos tan castizos como los callos, la sopa de ajo o las torrijas, todos ellos firmados por Juanjo López y regados por el champagne Bollinger ¿te los vas a perder?.

NULL
  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Moda de Interior

No corta el mar sino vuela

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.