Cantagrullas, la granja quesera de las estrellas Michelin.

Rubén Valbuena y su esposa elaboran allí los quesos de oveja que se sirven en los restaurantes más afamados de España.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

«La granja es la materialización de un sueño, de un modo de vida, la ilusión de una familia de vivir en y del campo», explica Rubén Valbuena cuando trata de definir qué es Granja Cantagrullas. El proyecto de este vallisoletano polivalente y su esposa no ha tardado ni tres años en convertirse en todo un éxito de crítica y aplauso; y todo por la pasión de este por el queso, que le llevó a realizar quesos de encargo para los restaurantes más afamados de España.

Comenzaron a finales de 2011 elaborando apenas con leche de oveja de raza castellana. «Hoy seguimos elaborando quesos de oveja y transformamos también la leche cruda de vaca de una explotación de Medina del Campo. En la diversidad ha radicado la seña de identidad de la quesería hasta ahora, con quesos de diferentes formatos y tamaños, así como yogur y mantequilla», prosigue.

No hace falta ir a los restaurantes de Martín Berasategui, Paco Roncero, Sacha Ormaechea o Pepe Solla, entre otros, para probar sus quesos. Es cierto que en todos ellos forma parte de su ‘carrito’, pero Cantagrullas cuenta también con su propia tienda ‘online’, además de estar presente en la Quesería Conde Duque, de la que Valbuena es copropietario.

En la web se pueden encontrar piezas como el Torrejón con ceniza, de forma piramidal y con gusto ligero y simple (22 €, dos unidades de 250 g); el Peral Cantagrullas, con una consistencia cremosa y que se dispone en madera de chopo (34 € las dos unidades de 350 g), o el 40 Cantagrullas, que es una adaptación de Valbuena de la receta tradicional del cheddar inglés (32 €/kg). Pero no solo quesos, además de yogures se puede comprar cordero lechal, medio o entero (desde 75 €), también de la explotación vallisoletana.

«Apostar por lo autóctono permite quesos con texturas, aromas y sabores francamente sorprendentes y personales», remata Rubén. Su pasión es contagiosa y visitar Granja Cantagrullas no solo es posible, sino que, además, se puede formar parte de ella gracias a los talleres de elaboración de quesos y a las visitas programadas de la ruta Caminos del Queso. Toda una inmersión a un universo que hará las delicias de los ‘cheeseadictos’.

Localización

Más información Granja Cantagrullas

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saborear

Directos al paladar. Productos tan deliciosos como difíciles de encontrar “cocinados” o embotellados, en series limitadas, bajo la vigilancia de los expertos más selectos.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.