Wraith Eagle VIII, el nuevo alarde de elegancia de Rolls Royce.

Rolls Royce Wraith Eagle VIII, una nueva y espectacular edición limitada de Rolls Royce.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Las grandes e históricas firmas automovilísticas como Rolls Royce celebran sus importantes aniversarios con vehículos únicos, coches en edición limitada llamados a ser joyas para coleccionistas e inversiones de futuro, uno de esos es el nuevo Wraith Eagle VIII, un espectacular vehículo del que sólo se fabricarán 50 unidades ¿y qué celebra? te pregutarás… el centenario del primer vuelo transatlántico sin escalas, uno acometido por una aeronave con motor Rolls Royce.

John Alcock y Arthur Brown fueron los héroes de tamaña gesta, cruzar el Atlántico sin escalas, y lo hicieron en un bombardero Vickers Vimy modificado y equipado con un motor Rolls Royce Eagle VIII de 20 libros y 355 C; en su honor Rolls Royce estrena esta nueva colección de 50 vehículos inolvidables.

El exterior de estos 50 nuevos Rolls Royce se pinta en dos tonos de gris metalizado dejando el negro para los detalles como la parrilla frontal, las llantas se presentan pulidas con acabado de sombra traslúdico; lo cierto es que el exterior de los Wraith Eagle VIII es tan espectacular como cualquier otro Rolls, lo especial está en su interior.

Negro y gris son los colores dominantes del interior del Wraith Eagle VIII junto con el uso generoso del latón: las cubiertas de los altavoces son de latón, en los paneles de las puertas descubrimos destellos de color latón así como en las letras RR bordadas en los reposacabezas; el colmo del lujo en latón lo encontramos en la placa de este material añadida a la puerta del conductor en la que se lee una frase de Churchill congratulándose por la aventura aeronáutica de Alcock y Brown.

Hay más detalles exclusivos en el interor de los Wraith Eagle VIII especialmente en el salpicadero y la consola central donde se utilizan materiales nobles y preciosos como el oro, la plata y el cobre para emular lo que vehían Alcock y Brown al frente de los mandos de su avión. El reloj integrado en el salpicadero, que no falta en los Rolls más exclusivos, presenta en el fondo de su esfera un efecto helado que evoca la congelación del cuadro de mandos que sufrió la primera aeronave en cruzar el Atlántico sin escalas.

Rolls Royce vuelve una vez más a hacernos mirar al techo de sus vehículos, en esta ocasión ha integrado más de 1100 luces LED que representan las estrellas en el cielo en el momento en el que Alcock y Brown cruzaban el océano: la trayectoria del vuelo y las constelaciones están bordadas en hilo de latón, como las iniciales RR en los reposacabezas de los asientos, además Rolls ha incluido una placa en la que se explica la disposición del techo de este espectacular vehículo, reza así: -la disposición del cielo a mitad de camino 00.17, 15 de junio de 1919, 50″ 07′ Latitud Norte – 31″ Longitud Oeste»-.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.