Volvo S60 Polestar, sin complejos.

Una apacible berlina de un provocador color azul, paragolpes algo diferentes, llantas deportivas... y 500CV.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Hay ingenierías reconocidas en todo el mundo por haber alcanzado las más altas cotas de seguridad. Coches de serie, fuertes, seguros, preparados para soportar fuerzas extremas. Coches que constituyen plataformas ideales sobre las que se desarrollan coches de competición. Coches que casi no se distinguen de una apacible berlina. En apariencia. Casi. Poco más allá de un provocador color azul, paragolpes algo diferentes, llantas deportivas y una insignia cuadrada discretamente situada. Sin embargo, coches que, con sus mas de 500 CV, nos susurran otra cosa.

En el Volvo S60 Polestar se ha conseguido combinar la agradable experiencia de conducción de Volvo con el alto nivel de potencia y desempeño aportado por Polestar, racing parter de la marca con la que lleva colaborando, con éxito, 16 años. El motor Volvo T6 de 3 litros ha sido optimizado para proporcionar un aumento considerable de potencia sobrealimentada. Esto, en combinación con un chasis rebajado, ampliado y reforzado, junto con un sistema de accionamiento sintonizado de todas las ruedas y la suspensión hace que sea el coche adecuado tanto para conducción de alto rendimiento como para largas distancias de viaje.

El coche se presentó en Gotemburgo CityArena y se ha fabricado para un cliente del que no ha trascendido su nombre, si bien no se descarta la posibilidad de que Volvo comercialice una serie muy limitada del Volvo S60 Polestar. En caso de ser así, un modelo que rivalizaría con las superdeportivas berlinas alemanas. Y sin ningún tipo de complejos.

volvo.es

polestar.se

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.