N-One.

Japonés, pequeño, amable y en una perfecta armonía entre vintage y ultramoderno.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Tras la Segunda Guerra Mundial, la fabricación de coches casi tan pequeños y casi tan baratos de comprar y mantener como una moto supuso un nuevo casus belli para las naciones industriales participantes, dando con la clave de cómo incentivar la industria del automóvil y fomentar la movilidad con la economía en bancarrota y los recursos agotados a causa de la contienda. Avanzado el siglo XX, nuestro querido Topolino, los alemanes Isetta y Kabinenroller, los británicos Peel y Reliant cayeron en desuso bajo diseños y tamaños tradicionalmente europeos pero en el superpoblado Japón, excesivo tanto en tráfico como en falta de aparcamiento, continuó, y aún continúa, la costumbre de fabricarlos. Son los Kei Cars, un conjunto heterogéneo de coches bajo el denominador común de la economía y la versatilidad que, cumpliendo unas características determinadas de volumetría y mecánica y portando una matrícula amarilla, se benefician de incentivos fiscales y, sobre todo, no necesitan certificado de plaza de aparcamiento, algo sin lo cual los japoneses no pueden comprar un coche. A no ser que sea de este tipo.

Con el fin de cumplir con su destino como buen japonés, el nuevo Honda N-One es pequeño (3,3 metros de longitud y 1,5 metros de anchura), amable, portador de una perfecta armonía entre vintage y ultramoderna y deudor del ya conocido concepto de diseño nipón capaz de aprovechar al máximo cualquier espacio que quede libre. Su mecánica se encuentra limitada a 64 CV, lo que asegura consumos muy reducidos aún en su versión más potente con turbocompresor.

Tanto para el interior como para el exterior, el nuevo Honda N-One tiene varias opciones de colores y acabados, en función de lo lujoso o deportivos que prefieran los japoneses los coches y un equipamiento en el que se puede optar, entre otros, con control de estabilidad, climatizador automático, sistema de aparcamiento asistido y navegador.

A pesar de que el sector del minicoche en España es el único que resiste la crisis, no está pensado, -¡oh, decepción!-, para el mercado europeo. Mientras tanto se deciden, Honda Japón nos obsequia en su web con un modelo recortable a escala 1:9 disponible en 8 colores. También para los que quieran, puedan y dispongan de espacio suficiente para montarlo, hay una versión 1:1 que incluye las plantillas para crear la estructura de cartón.

Tanto si quieren ver el coche como si quieren descargar los pdf con las instrucciones y las plantillas, más información en

http://www.honda.co.jp

 

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.