Vídeos

cerrar

Jaguar C-X75. De concept car a estrella de cine. El Jaguar que no quiere ver James Bond.

El mundo no estaba preparado para tanto Jaguar.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

C-X75 nació con un destino diferente. El de ser auto-regalo que la compañía se hacía por su 75 cumpleaños. Era el 2010 y de concept car pasaba a ser modelo de venta, aunque el mundo no estaba preparado para tanto Jaguar.

Han pasado 5 años desde su concepción, pero las innovaciones que traía de serie eran tantas que apenas el mundo empieza estar listo para él. Porque resulta que Jaguar y Williams Advanced Engineering crearon este híbrido eléctrico en paralelo (PHEV) con tracción en las cuatro ruedas, que guarda en sus entrañas el motor de mayor potencia específica del mundo. Una máquina como bofetada de dominio en el mundo de los coches que marcaba su territorio de supremacía.

Pero la realidad no estaba preparada y el Jaguar C-X75 estaba ansioso por salir. Así que se convirtió en blanco de pruebas y nuevos desarrollos a partir de todo lo que se había avanzado con su concepción. Fue como ir más allá del más allá.

La bestia oculta bajo el primer chasis monocasco de aluminio de Jaguar alcanza una potencia de más de 850 CV con su motor 1.6 tetracilindro de doble impulsión (Turbo y Sobrealimentación), como los de la F1, y es capaz de generar 502 CV a 10.000 rpm. Eso que sientes es hiperventilación. Además, el C-X75 pasa de 0 a 160 km/h en menos de 6 segundos. Y eso, es sentirse despeinado.

Viene con transmisión automática de 7 velocidades que cambia de marcha en menos de 200 milésimas de segundo. ¿A qué le llamabas velocidad? En pruebas superó sin sudar los 322 km/h aunque, en teoría, podrías darte el gusto de llevarlo a los 354 km/h. Si lo conduces en modo eléctrico puro, podrás avanzar 60 km sin problemas, emitiendo 89 g/km.

Pero si no está en la calle ¿dónde podrás verlo? En las pantallas. Porque se batirá a duelo por las calles de Roma en “Spectre” la próxima peli del 007. Su contrincante es, ni más ni menos, que es el mismísimo Bond subido al Aston Martin DB10s, un cupé hecho especialmente para el filme.

La marca felina se desmarca con esta nave que cualquier archienemigo podría desear para despeinar al mismísimo agente secreto. El duelo de Mr. Hinx en el Jaguar C-X75 contra el DB10s promete ser uno de los más memorables de la saga.

Actualmente, en la web de Jaguar, puedes ver la evolución de concept car a estrella del 7º arte que ha sufrido el C-X75 que aparecerá en pantalla.

Y como lo de ser actor tal vez no esté en tus planes, el vehículo de Mr. Hinx comparte mucho con otros vehículos de Jaguar. Emotor, con el F-TYPE R y el nuevo XJR. El músculo trasero felino, potente y con personalidad está en el F-TYPE y el F- PACE. Y las llantas Propeller de 20” y 10 radios son como las de su hermano, XE S.

Meta información

Newsletter
Tienes que saber que utilizamos cookies para garantizar una magnífica experiencia en loff.it...
Más sobre nuestras cookies