Subastas: 1958 Porsche 356 A Speedster.

Con la constante evolución del 356, Porsche se labró una sólida imagen como fabricante de coches deportivos.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Después de años de investigación, la primera presentación pública del Porsche 356 fue en el Salón del Ginebra de 1949. El nuevo coche destacaba por sus formas redondeadas y por un montante en el centro del parabrisas que lo hacía ciertamente provocador. Sin embargo, bajo la armadura de ese primer modelo se montaba un motor bóxer refrigerado por aire de 1.086 cc, con un cambio de cuatro velocidades sin sincronizar y frenos hidráulicos de tambor en las cuatro ruedas, más o menos la misma mecánica que un Volkswagen. Pero Ferdinand Porsche no quería una réplica del coche del pueblo y durante toda su existencia el 356 fue evolucionando de forma constante, un planteamiento acertado refrendado por el creciente el éxito comercial del vehículo y porque quienes poseían uno halagaban su apariencia sugerente y su especial comportamiento deportivo. Así, en 1955 nació el 356 A, con un parabrisas de estilo panorámico y mayores dimensiones, ruedas de 15 pulgadas en lugar de 16, una suspensión más suave, una menor altura del piso de la carrocería al suelo y un motor de 1.6 litros con dos relaciones de comprensión, Normal y Super. Por este motivo, durante las últimas décadas el Porsche 356 Speedster se ha convertido en un icono de la automoción, codiciada por cuantos buscaban en un coche algo más que un mero medio de transporte.

Este Porsche 356 Speedster de formas sencillas pero atemporales con chasis 84051 salió de fábrica el 4 de noviembre de 1957 con un motor de 1.6 litros en versión Normal –relación de compresión 7,5 a 1- y 60 CV de potencia. En algún momento temprano de su existencia, el motor del coche fue reemplazado por uno nuevo sellado con el prefijo KD, siglas de Kunde Dienst que indican que se trataba de una unidad de reemplazo de garantía de fábrica. El nuevo motor de tipo 1600 Super de 75 CV – con una relación de compresión de 8,5 a 1- era mucho más potente, con una aceleración mucho más animada, capaz de alcanzar una velocidad máxima de 110 mph. Para seguir su programa de mejoras, el propietario también cambió los frenos de tambor originales por unos de disco en las cuatro ruedas de un modelo 356 C posterior a este.

Alrededor de 1975, este Speedster de silueta curva y briosa respuesta fue comprado por su actual propietario, el actor de Hollywood James Darren, que al poco tiempo le instaló un nuevo cigüeñal y le reconstruyó la culata, además de reparar y restaurar la carrocería y repintarlo en el tradicional plata metálico. Darren declara que está encantado con el coche, que jamás le ha instalado una antena para una radio, ¿Por qué cortar la carrocería y el tablero de instrumentos para una radio? Me gusta mucho más escuchar el particular sonido de su motor.

Restaurado con el gusto y el cariño que Darren ha sabido darle durante cuarenta años, con un motor más potente y unos frenos a la altura de los tiempos, este Porsche 356 Speedster de 1958 se encuentra listo para ser conducido a lo largo de la costa, por carreteras del interior o enseñarlo orgulloso en cualquier reunión de Porsche. Ahora se subasta entre 275.000 y 350.000 dólares. La cita, el próximo Sábado 30 de julio de 2016 en el Motor City de Plymouth, Michigan. Eso si, sin radio.

Más información RM auction Sotheby's

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.