Trimaran B0nd Girl ¿el barco de la nueva chica Bond?

Trimaran B0nd Girl es el yate de la clásica chica Bond en su papel de villana... o tal vez el yate de la nueva agente 007 ¿tú qué opinas?

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Ahora que la polémica llega al agente secreto más célebre (007, Bond, James Bond) puede resultar casi revolucionario hablar de las chicas Bond; digamos que en el futuro la chica Bond por excelencia podría ser Bond mismo (o misma) pero hasta la fecha era siempre la guapa y a veces también la mala; y a nosotros, tal vez porque somos un poco rebeldes y contestatarios, ciertamente es en ese papel, el de la villana, maléfica y sofisticada (la femme fatale por excelencia) en el que más nos ha gustado siempre el personaje (dicho esto con el debido respeto a la chica Bond por excelencia, Ursula Andrews). Pero no es de cine de lo que queremos hablar hoy sino de barcos… del barco que Hannah Hombergen y George Lucian han diseñado para la chica Bond: Triamaran B0nd Girl.

El Trimaran B0nd Girl es el barco propio de la mala de la película: grande (77 metros de eslora) y oscuro, de diseño sofisticado y terriblemente elegante, es un refugio, un escondite, un vehículo para huir de las fuerzas del bien, puesto qeu no es detectable por los radares, y confabularse con las del mal; es una embarcación rápida y autónoma y su interior recuerda inevitablemente al recogimiento propio de las grandes y lujosa catedrales góticas, tal vez porque los malos exigen siempre rendición de pleitesía…

Y es que por más que sus creadores nos digan que es un yate que puede servir tanto al villano como al bueno de la película a nosotros nos parece el yate perfecto para la clásica femme fatale Bond… o quien sabe si para la nueva agente 007…

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Rodar

Rodar… y deslizarse, volar, navegar. Y el casco más buscado, la bicicleta de look retro, el coche customizado por la firma de moda, el patín sólo apto para ejecutivos… Creaciones que transportan nuestros sueños.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.