Creed, proveedor de la Casa Real

La casa Creed fundada en 1760 trae a España su Spring Flower, una fragancia para emperatrices y reinas.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Conquistó a Victoria, reina de Inglaterra y emperatriz de la India quien, rendida a sus encantos, le nombró proveedor de la Casa Real. Corría 1760 y Henry James Creed se convirtió en el nariz predilecto de todas las cortes europeas. Entre sus rendidos admiradores, Napoleón III y señora, la emperatriz Eugenia, Elisabeth de Austria y Hungría y, en España, la reina Cristina.

Cuando en 1984 la emperatriz Eugenia se trasladó a París, Creed no lo dudó y se mudó junto a ella, trasladando con él su casa de perfumes. Ya en el continente, su éxito fue imparable. ¿Qué les daba Creed? ¿Qué ofrecía a sus distinguidas pituitarias? La clave de sus fórmulas no estribaba tanto en la maestría de sus mezclas como en la personalización que hacía de cada composición. Conseguía auténticas obras de arte a la media exacta del gusto de cada cual.

El actual heredero, Olivier Creed, trae ahora a España alguna de las 200 fórmulas originales. La primera en llegar, esta Spring Flower (163,30 euros, 75 ml), un delicioso cóctel de frutas que arranca con una mezcla de manzana, melón, albaricoque y melocotón. Después, rosas y musgo.

RecomendadoGoldea The Roman Night de Bulgari, el perfume de la ciudad eterna.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Presumir

Los perfumes que mejor te sientan, los tratamientos, masajes y terapias más placenteros… Una completa carta de sugerencias wellness.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.