¿A qué huele Cayetano Rivera?

7 Loewe Natural, la fragancia de los héroes modernos.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Los de Loewe lo quisieron presentar como un héroe moderno. Pero él, en su infinita modestia y sin perder su deliciosa sonrisa, le quitaba importancia: “Héroes, los bomberos…”. Cayetano Rivera Ordóñez comparecía ante los medios como imagen de 7 Loewe Natural. Y no pudo haber mejor reclamo para la fragancia que su mirada: el azul celeste de sus ojos es idéntico al del frasco. Pura pasión. Puro Mediterráneo.

Si la anterior, 7 Loewe, se fijaba en la soledad del torero recogido en su silencio minutos antes de salir a matar, esta nueva versión se inspira en la libertad y plenitud del entrenamiento en la naturaleza. Por eso, en la campaña anterior Cayetano salía vistiéndose de luces en la habitación de un hotel y en esta, descansa tranquilo en su finca vestido de campo.

La fórmula de 7 Loewe Natural (EDT 100 ml, 80 euros; EDT 50 ml, 57,50 euros) representa la misma proeza que supuso la original: componer con sólo siete ingredientes una mezcla sólida. Una apuesta arriesgada de la que han salido airosos. Los siete elementos son: naranja amarga, musk, pimienta rosa, cedro, vetiver, yuzu e incienso. A cada uno se le atribuye un valor. Todos los reúne también el torero. La naranja, de frescura picante, es la pasión. El musk, el orgullo y la pimienta rosa, la valentía y la fuerza. El cedro simboliza la soledad y la espiritualidad. El vetiver representa el arte y la tradición. La vida y la muerte son el yuzu. Y el incienso, la nota más distintiva del jugo (de éste y del anterior), alude a lo humano y lo divino.

Más allá de interpretaciones, se trata de un perfume deslumbrante. Uno hecho a la medida de los héroes del siglo XXI.

loewe.com

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp
Una colaboración especial de:K.

Más en:

Presumir

Los perfumes que mejor te sientan, los tratamientos, masajes y terapias más placenteros… Una completa carta de sugerencias wellness.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.