Golden Kate.

Así está ella porque St Tropez tiene esa forma de broncear que da el Mediterráneo.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Saint Tropez a todos se nos antoja como ese lugar. Sí ese de brisa mediterránea, agua turquesa y verdes montañas de la Costa Azul. Un espacio cercano al paraíso que en cuanto el sol asoma, a todos nos comienza a rondar en nuestra lista de lúdicas aspiraciones veraniegas. Algo que nos descubrió la Bardot en 1956, en la cinta francesa …y Dios creó a la mujer.

Y si para Roger Vadim la mujer era Brigitte, para el mundo de la moda sin duda la mujer es Kate, porque suele ser ella quien potencia mejor que nadie con esa versatilidad suya, los valores de una marca.

Así que si llamar a un autobronceador ST. TROPEZ, es un gran acierto, que sea Kate quien con ese cuerpo suyo tan proporcionado, nos invite a probar las bondades de tener color sin exponernos al sol, pues acierto doble.

Una piscina, un bañador níveo y una piel dorada son los reclamos de la firma inglesa, que nos recomienda un tres pasos para conseguir el mejor bronceado del verano. Así pulir, hidratar y autobroncear cara y cuerpo se convierten en los dictados del nuevo sol intramuros.

Y de ahí a lucir cuerpo, sin esa sensación de año trabajado a luz de lámpara, y con la seguridad que da tener eso en lo que Kate confía.

Más información ST TROPEZ

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Presumir

Los perfumes que mejor te sientan, los tratamientos, masajes y terapias más placenteros… Una completa carta de sugerencias wellness.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.