Vídeos

cerrar

Surrealismo y diseño: un siglo de historia en CaixaForum.

CaixaForum Barcelona presenta la muestra 'Objetos de deseo. Surrealismo y diseño, 1924-2020', que explora la relación entre ambas disciplinas desde hace un siglo.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

El subconsciente, los sueños, el erotismo, las obsesiones, el azar y lo irracional fueron los pilares sobre los que los surrealistas edificaron este enigmático movimiento artístico fundamental en las vanguardias del siglo XX. Otras disciplinas —literatura, mobiliario, interiorismo, diseño gráfico, moda, cine, fotografía— se sumaron a la corriente artística puntera en la década de los 20. Sin embargo es preciso destacar la especial relación entre surrealismo y diseño: un viaje de ida y vuelta, cuyas sendas confluyen precisamente en el interés compartido por los objetos cotidianos.

En la actualidad, el influjo del surrealismo está muy presente en el diseño. Su enfoque subversivo, su insumisión, las imágenes fantásticas y su fascinación por la psique humana continúan siendo fuente de inspiración para los diseñadores contemporáneos.

El surrealismo nació con André Breton, fundador, teórico y principal exponente del mismo, cuya presentación oficial tuvo lugar en 1924 con la publicación de su Manifiesto surrealista. A partir de ese momento, el movimiento se expandió rápidamente en el ámbito intelectual, cultural y político internacionales. Pero antes, debemos retroceder a 1919. Fue entonces cuando Picabia y Tristan Tzara llegaron a París y se juntaron con el grupo de escritores encabezados por Breton. Estos, fundadores de la revista Littérature, le hacían la ola al movimiento Dada acuñado en Zúrich antes de la I Guerra Mundial. Al entorno de esta camarilla cultural se fueron sumando figuras como Arp, Man Ray, Ernst y Duchamp. Por ahí andaba también de Chirico y su pintura metafísica. Sin embargo, la diversidad cultural e intelectual del grupo generó tensiones que condujeron a una inevitable escisión.

De esta forma, junto al manifiesto de Breton, comenzó a publicarse una nueva revista: La revolución surrealista. En ella se fueron estableciendo los postulados del movimiento: la ruptura con la lógica, el abrazo al subconsciente, el reinado de la intuición y la fantasía. Conceptos que se extendieron desde la pintura hacia la moda, el cine y, por supuesto, el diseño, el mobiliario y los objetos de uso cotidiano.

En tal fusión tuvieron mucho que ver tanto los famosos ready-mades de Marcel Duchamp —fuentes de inspiración para artistas como Meret Oppenheim o Salvador Dalí—, como los objetos surrealistas de Joan Miró, afincado en París también desde 1919. Miró exploró la tridimensionalidad partiendo de materias comunes y encuentros casuales. La figuración surrealista tuvo sus máximos exponentes en Salvador Dalí, Paul Delvaux y René Magritte. Mientras el español aporta su propio reto a los planteamientos del movimiento, el método paranoico-crítico, los belgas le añaden una visión lírica, minando la importancia del significado establecido de las cosas con la intención de instaurar el absurdo.

Muchos diseñadores se sirven de estrategias similares, como Achille Castiglione y Roberto Matta, o la arquitecta Gae Aulenti. La moda tampoco ha sido inmune al surrealismo. No hay más que recordar los diseños dalinianos de Elsa Schiaparelli (el vestido langosta o el vestido esqueleto) o las piezas Rei Kawakubo.

CaixaForum Barcelona presenta Objetos de deseo. Surrealismo y diseño, 1924-2020, La exposición, organizada por la Caixa y el Vitra Design Museum, es un diálogo entre los objetos de diseño y las obras de arte que remarca los paralelismos y conexiones entre ellos y explora la relación entre ambas disciplinas desde hace un siglo.

Siguiendo la línea expositiva centrada en el diseño y la arquitectura, que la institución adoptó hace algunos años, Surrealismo y diseño subraya los vínculos entre el movimiento y las subversivas piezas creadas a lo largo de un siglo, así como las mutuas influencias. Casi trescientos objetos y obras de arte —pinturas, esculturas, dibujos, objetos, carteles, revistas, libros, fotografías, películas históricas y mobiliario— forman parte de un recorrido conceptual estructurado en cuatro ámbitos: Sueños de la modernidad; Imagen y arquetipo; Surrealismo y erotismo; El pensamiento salvaje.

CaixaForum propone seguir las actividades digitales relacionadas con esta muestra a través de sus redes sociales. En Twitter, con las etiquetas #SurrealismoCaixaForum, #CaixaForumencasa.

Más información CaixaForum Barcelona

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Golpes.+

Golpes.

Érase una vez una historia de golpes buenos y malos, de suerte y de desgracia y de todos los colores que culminó con un gran golpe de realidad ¿o era un baño?. No lo recordaba bien... + ver

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.