header

Museo Nacional de Escultura La invención del cuerpo humano.

El Museo Nacional de Escultura recorre la evolución del cuerpo humano en el arte a partir del siglo XV y hasta la Ilustración.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Durante los siglos precedentes al Renacimiento, los cuerpos representados en las artes parecían carecer de huesos, de carne y de piel. Sin embardo, a partir del siglo XV –cuando todos los saberes partieron en busca de la naturaleza–, se despertó entre los artistas una insaciable curiosidad por el cuerpo humano. El Museo Nacional de Escultura analiza en la muestra La invención del cuerpo. Desnudos, anatomía, pasiones la evolución del tratamiento del cuerpo humano en el arte occidental, con Rubens y Goya como referentes.

Esculturas, dibujos, pinturas, maniquíes anatómicos, muñecos articulados, tratados y esbozos forman parte de esta selección junto a pinturas y esculturas firmadas por grandes: Rubens, Durero, Juan de Juni, Valdés Leal, Zurbarán, Ribera, Pedro de Mena, Goya.

Somos maravillosamente corporales. Esta breve frase del humanista francés Michel de Montaigne expresaba la admiración con que la cultura renacentista descubría un nuevo “objeto” de culto: el hombre y su cuerpo, la parte material del individuo, su naturaleza física, terrenal. Tan importante resultó que se convirtió en la quintaesencia definitiva de la representación de lo humano. El arte se enfrentó a este nuevo reto con audacia e imaginación, conjugando la expresión artística con propuestas de anatomía y lecturas de los filósofos de la naturaleza.

De esta manera se gestó una nueva civilización del cuerpo, muy firme, pero al tiempo asaltada por dudas morales, religiosas y devocionales. “Una civilización que trata con muertos para poder dar forma a los vivos, que convierte la energía vital en una fórmula matemática, que castiga el cuerpo para glorificarlo, que mezcla ciencia y crimen, que funde erotismo y disección anatómica, que se adentra en el incontrolable mundo de las pasiones para legislar sus gestos”.

La exposición indaga, a través de un recorrido temático, en los episodios más significativos del encuentro entre arte y anatomía, en la evolución de la estética y el tratamiento de las proporciones de la figura humana, la influencia de la escultura clásica, la geometría, la espiritualidad, las derivas eróticas o las conexiones entre la carne y el color. Pero también en la expresión del movimiento y la emoción, cuya explosión definitiva tuvo lugar en el siglo XVII cuando Descartes formuló su teoría del movimiento desde el punto de vista mecánico.

Artistas como Rubens convirtieron el color en un lugar privilegiado para el encuentro entre la estética y la seducción y les permitió reapropiarse de la voluptuosidad carnal. Hasta que Goya marca el hito que cambiará de manera radical la codificación de la representación corporal. Con él, se abre una puerta a otro mundo.

+

La invención del cuerpo. Desnudos, anatomía, pasiones. Del 6 de julio al 4 de noviembre 2018. Museo Nacional de Escultura. Valladolid.

Localización

Calle Cadenas de San Gregorio, 2 47011 Valladolid

Más información Museo Nacional de Escultura

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Oops

La versión más personal de todos nosotros, los que hacemos Loff.it. Hallazgos que nos gustan, nos inquietan, nos llenan, nos tocan y que queremos comentar contigo. Te los contamos de una forma distinta, próxima, como si estuviéramos sentados a una mesa tomando un café contigo.

Persistir.+

Persistir.

Érase una vez un verano de sol y de lluvia, de calor y de frío, de viento y de calma que enseñaba a las gentes como persistir en su buena vida a pesar de sus cambiantes designios. + ver

Leer.+

Leer.

Érase una vez la historia de alguien que sabía que había una lectura para cada momento, un momento para cada lectura y que siempre era momento de leer. + ver

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.

Advertisement < Advertisement