Vídeos

cerrar

Tempo Urushi.

Una pieza que evoca la infinitud del tiempo tanto en la ancestral inspiración oriental como en la pefección técnica suiza.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

20 metros del suelo al cielo en China, Corea y Japón, es un árbol cuna y origen de un arte oriental y ancestral, Urushi, una técnica de lacado que llega ahora a la relojería suiza más exclusiva, a Chopard.

Platos, cuencos, cubiertos, palillos, copas, vasos, flautas, tambores, plumas estilográficas, joyería, arcos... se conservan objetos decorados, bajo diferentes técnicas, con la savia del árbol de la laca, conocida como urushi, desde hace más de 9.000 años, Chopard suma ahora uno más, un finísimo reloj suizo para celebrar el tiempo de la serpiente.

Se trata de un reloj que va de la magnificencia del arte oritental en su decoración a la perfección de la relojería suiza en su mecanismo: caja y corona de oro rosa, cristal de zafiro y fondo abierto; esfera realizada según la técnica urushi, cuya decoración gira entorno a la serpiente, y agujas dauphines para marcar el discurrir de las horas y los minutos; la correa es de piel de cocodrilo negra y la hebilla que la cierra de oro rosa. Se trata de un reloj excepcionalmente fino, tan solo 6,8mm, hito que se alcanza en la manufactura de Chopard en Fleurier al incorporar a la inteligente construcción del mecanismo del reloj un micro rotor descentrado.

El estuche que contiene el L.U.C XP Urushi Snake es en sí mismo un regalo; una caja octoganal, figura símbolo de la alegría en la cultura oriental, decorada bajo la técnica urushi y cerrada con un cordón de seda.

En definitiva, se trata de una pieza que evoca la infinitud del tiempo tanto en la ancestral inspiración oriental como en la puntual pefección suiza a la hora de medir el tiempo.

Más información Chopard

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.