TAG Heuer total black. La discreta elegancia de un reloj.

Tan negro que parece un fantasma.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

En la oscuridad pasaría totalmente desapercibido si no fuera por las notas cromáticas rosadas que aportan los rubíes. TAG Heuer ha teñido al Monaco V4 Phantom totalmente de negro, pero su carácter no se oscurece ni un ápice. Su total black se lo proporciona el CMC (Carbon Matrix Composite), el compuesto con el que la firma suiza ha realizado la caja y  los 7 puentes del mecanismo. También son en color negro  la platina, los índices y los tornillos granallados, pero su apariencia oscura es consecuencia de su tratamiento con Titanium Carbide Coating.

Los materiales con los que toma forma la caja y el mecanismo son totalmente vanguardistas. Son materiales del futuro, en sintonía con el espíritu de invención y el savoir-faire de TAG Heuer. “Las fibras de carbono –cuenta TAG Heuer- han sido orientadas en el molde y después granalladas para ofrecer un aspecto cepillado vertical mate negro particularmente elegante”.

La historia del V4 es la historia de un reloj envuelto por el escepticismo pues cuando TAG Heuer presentó en 2004 su Concept Watch afloraron muchas dudas sobre si finalmente el primer reloj con transmisión por correas del mundo tomaría consistencia. En 2009, TAG Heuer presentó la versión comercial del reloj en el que había estado trabajando durante cinco años, una evolución vanguardista de sus primer movimiento cronógrafo automático, el Calibre 11 Chronomatic, presentado en 1969. TAG Heuer lo llamó V4 por la forma de “V” de la platina en la que están ensamblados los cuatro barriletes del mecanismo. El V4 tiene “una transmisión por micro correas dentadas microscópicas y una masa lineal que se desplaza sobre un rail recto con rodamiento de bolas en lugar de girar”.

El 2014, el reloj que funciona con transmisión por correas del grosor de un cabello quiso hacer un guiño a la tradición y se conectó con un tourbillon.

Conquistada la técnica, el siguiente campo que explora TAG Heuer es la materia, los nuevos materiales,  compuestos que ofrecen propiedades que superan las de los materiales en solitario.

El  mecanismo del Monaco V4 Phantom es de cuerda automática,  lo componen 268 piezas e indica la hora, los minutos y los segundos.  TAG Heuer no ha querido cubrir su esqueleto con una esfera para revelar la arquitectura de su calibre.

Monaco V4 Phantom utiliza uno de los materiales del futuro, el  Carbon Matrix Composite, en una caja de 41 x 41 mm que se abraza a la muñeca con una pulsera de aligátor negro mate con cierre desplegable de titanio. A pesar de su color negro, Monaco V4 Phantom  no ha pasado desapercibido en Basilea 2015.

Más información TAG Heuer

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.