Vídeos

cerrar

Reloj Montblanc Metamorphosis II Se abre el telón y comienza la metamorfosis de Montblanc.

Montblanc crea un escenario con dos esferas superpuestas para representar el tiempo clásico y el más deportivo.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Se abre el telón y en el escenario del tiempo cambiante de Montblanc contemplamos una esfera de oro macizo decorada con guilloché Grain d’orge plateado con dos discos, uno superior con números romanos para indicar las horas y uno inferior con la fecha. Como el Metamorphosis II es un reloj regulador, las horas y los minutos son completamente independientes y estos últimos se miden con una gran aguja central que se mueve por un arco retrógrado de 210º por lo que cuando llega al minuto 60, la manecilla salta de forma ágil de nuevo a la posición inicial para seguir marcando los minutos.

No vemos nada extraño que no sean atributos propios de un reloj que se gesta bajo los principios de la Alta Relojería tradicional y que rememora la era más dorada de la relojería. Pero… en solo cinco segundos, la metamorfosis tendrá lugar y todo cambiará.

Solo hay que accionar la palanca que hay en el flanco izquierdo de la caja y el espectáculo más mágico de Montblanc cobrará vida, expresión y causará una grata sorpresa. La esfera se mueve. Es como si tuviera alas y estas se plegaran completamente hasta desaparecer para que el cronógrafo tome el control del tiempo. Las funciones cambian y el diseño también. La esfera emergente es más deportiva y luce una bella decoración Clous de Paris en su superficie grisácea, que contrasta con el acabado de pulido circular tipo satén de la parte central. Hay un cambio de escenario y del papel de los actores porque la manecilla que antes controlaba los segundos ahora protagoniza los segundos cronográficos y el disco inferior sirve ahora para medir los minutos del crono.

Para comprender mejor el proceso de metamorfosis de este reloj de Montblanc es recomendable ver el vídeo del modelo lanzado en 2010. Fue en este año cuando Montblanc sorprendió con el primer reloj Metamorphosis que aunque se rige por un principio sencillo de entender, es muy complejo de desarrollar técnicamente. Montblanc se ha inspirado en la apertura del telón de un teatro que cuando se abre ofrece al público la acción que tiene lugar en el escenario y en el caso de su reloj es dos versiones del tiempo. Todas las funciones del reloj permanecen en todo momento activas, independientemente de si se muestran o no en la esfera.

Todo el proceso de metamorfosis se lleva a cabo con un único mecanismo de cuerda manual formado por 746 componentes en cuyo desarrollo Montblanc trabajó durante cuatro años y cuyo esfuerzo está protegido con numerosas patentes. Casi 500 de las piezas del mecanismo tiene como misión llevar a cabo la metamorfosis del reloj.

La firma de Hamburgo aprovecho los 157 años de experiencia de la Manufactura Minerva, una autoridad en materia de cronógrafos desde que fue fundada en 1858 en Villeret. Este templo de la tradición está bajo el auspicio de Montblanc desde finales de 2007. El corazón del reloj Metamorphosis es fruto de la alquimia de tradición e innovación.

En edición limitada a 18 relojes, Montblanc ha creado para el reloj Metamorphosis II una caja de oro rosa de imponente diámetro, 52 mm, con el fondo con cristal de zafiro.

 

Más información Montblanc

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.