Rolls-Royce Boat Tail: el Bovet 1822 de los amantes del tiempo y el lujo.

El de Bovet 1822 y Rolls Royce es un reloj de hombre y otro de mujer que pueden ser, ambos, un reloj de coche.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Que el lujo era el tiempo uno lo aprende más tarde… Claro que si el lujo es el tiempo, medirlo debe ser también algo que se haga con un grado de elegancia y distinción que no desmerezca la suntuosidad del lujo, eso es algo que en Rolls Royce siempre han tenido claro y por eso incluyen un exclusivo reloj en sus automóviles. Ahora van un paso más allá y con la exclusiva casa relojera Bovet 1822 reinventan el icónico reloj de tablero Rolls Royce y lo convierten en dos piezas, una para mujer y otra para hombre, que son a su vez de naturaleza dual porque pueden ser relojes de pulsera y también de tablero, pueden ser para ti o para tu Boat Tail.

Son relojes de dos caras fruto del intenso trabajo de Rolls Royce y Bovet 1822 a lo largo y ancho de los últimos tres años, se presentan con caja de 44 mm y en oro blanco de 18 quilates, diales a juego con la cubierta e popa del Boat Tail e incluyen el nombre del propietario, el de caballero muy pulido, el de mujer más sofisticado, decorado con un grabado relleno con laca azul.

El reverso de ambas piezas es emocionante y evocador: el de hombre muestra la disposición del cielo nocturno en el momento y lugar del nacimiento del propietario y el de mujer está adornado con una pintura en miniatura de un ramo de flores en esfera de nácar; ambos modelos lucen esculturas a medida de Boat Tail grabadas a mano. La reserva de marcha de ambos relojes es de 5 días.

Funcionan silenciosamente y ajenos a las micro-vibraciones que los rodean, además son fáciles de montar y desmontar en el salpicadero y cuentan con un interesante set de accesorios: correas, cadena y colgante para que lo luzcas como quieras.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.