Relojes femeninos: Pídeme la luna.

Tres relojes femeninos con los que cumplir un deseo.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Las fases lunares es, sin duda, la más poética y femenina de las complicaciones relojeras (frente a las “más masculinas” como el tourbillon, la repetición de minutos, el calendario perpetuo o el cronógrafo). Es una complicación que, además de reproducir el ciclo exacto del astro, embellece particularmente las esferas de los relojes, dando un toque de tecnicidad no exento de poesía.

Tradicionalmente asociada, pues, a las mujeres, solo las casas relojeras de mayor relevancia han acometido esta función en modelos de un porte tan especial y regio como los que aquí mostramos.

 

  • Classique Phase de Lune Dame 9088 de Breguet.
    1 / 3

    Classique Phase de Lune Dame 9088 de Breguet.

    Breguet, que porta el nombre del padre de la relojería contemporánea e iniciador de los relojes de pulsera que, curiosamente, en un inicio fueron destinados a las mujeres (los hombres preferían los de bolsillo, ya que consideraban que llevar un reloj en la muñeca era el equivalente a lucir una joya), cuenta en su colección con el modelo Classique Phase de Lune Dame 9088. Realizado en oro blanco o rosa de 30 mm, con o sin diamantes en el bisel, se declina en dos preciosas esferas que gravitan bajo la órbita de las fases lunares: nácar natural con guilloché realizado a mano o de esmalte blanco grand feu con un pequeño y casi imperceptible detalle: en la minutería los cuartos vienen marcados por un rombo, mientras el resto de los minutos esconden una esquemática y diminuta flor de lis. Noblesse oblige, en su interior, se aloja el calibre 537L, un movimiento mecánico de carga automática provisto de un escape y una espiral de silicio.

  • Premier Moon Phase 36 mm de Harry Winston.
    2 / 3

    Premier Moon Phase 36 mm de Harry Winston.

    Harry Winston –conocido por su joyas y por sus Opus relojeros, paradigma de la complicación contemporánea- cuenta con Premier Moon Phase 36 mm, un fases lunares que en vez de hacer desaparecer al astro durante un nuevo ciclo, lo representa con una luna dorada que se disimula detrás de un delicado encaje de nácar sin llegar a ocultarse por completo. La complicación es el centro de todas las miradas de esta joya realizada en oro rosa y 57 diamantes talla brillante, con una esfera de nácar perlado blanco adornada por 18 diamantes en el centro.

  • Elite Lady Moonphase de Zenith.
    3 / 3

    Elite Lady Moonphase de Zenith.

    La manufactura de la estrella ha dedicado recientemente un modelo con fases lunares a las mujeres: Elite Lady Moonphase encarna una refinada feminidad que lleva el sello inconfundible de Zenith. Una sutil mezcla de sobriedad, curvas estilizadas y la más alta calidad técnica (calibre manufactura Elite 692 de cuerda automática). En caja de oro rosa u acero de 36 mm, con o sin diamantes en el bisel, todas las versiones optan por el nácar blanco para escenificar esta poética función.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.