Parmigiani y Bugatti están de aniversario.

Relojes únicos para celebrar una década de alianza.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Diez años, una década después de que Bugatti confiara en Parmigiani Fleurier para que creara unos relojes que llevaran su nombre y encarnaran su espíritu, la manufactura relojera lanza tres piezas únicas para celebrar este décimo aniversario.

La escudería de Molsheim buscaba en 2001 una manufactura relojera con la que establecer una sólida asociación y quería que fuera completamente independiente para que tuviera total libertad a la hora de crear sus relojes. El acuerdo se hizo oficial en 2004 y desde entonces los relojes Bugatti by Parmigiani son “más que un logotipo de un coche –defiende la manufactura relojera-. Son la encarnación de un coche en un reloj”.

Michel Parmigiani, presidente de la firma suiza, ideó un mecanismo tubular transversal como si se tratara del motor de un automóvil. Es el mismo movimiento de cuerda manual que equipaba el Bugatti 370 el que vuelve a latir en las tres ediciones especiales, los tres relojes únicos con los que se celebra la alianza.

Los tres relojes son Bugatti Mythe, Bugatti Révélation y Bugatti Victoire  y cada uno de ellos representa “un aspecto de la asociación o una faceta propia del mundo de la automoción que ha impulsado la creación relojera”.

El reloj Bugatti Mythe simboliza la fusión de la faceta más industrial del mundo de la automoción con la vertiente más artesanal de este universo. Desde el punto de vista estético, Parmigiani se ha inspirado en la calandra de tipo 57 que utilizaban los primeros coches Bugatti que tenía una estructura de líneas y no de alveolos. Este diseño está presente en la esfera del reloj que tiene el estilo Art Déco de las calandras de los primeros automóviles de Bugatti.

La caja del Bugatti Mythe es de oro rosa de 18 quilates con dos superficies diferentes para representar el aspecto más industrial del trabajo en el mundo automovilístico–en gris antracita moteada como si se hubiera realizado en bruto- y el toque refinado del trabajo artesanal –con su superficie patinada y dorada-.

Su motor es el movimiento tubular transversal de cuerda manual –formado por 314 componentes- cuyo remontaje se lleva a cabo con una herramienta dinamométrica. El indicador de la reserva de marcha de 10 días está situado sobre el tambor. Los tres relojes se equipan con el mismo calibre.

Bugatti Révélation es el reloj que mejor encarna la década de asociación entre las dos marcas. Es el Bugatti convertido en reloj. Parmigiani  ha tomado como base para su diseño la calandra del Bugatti Veyron con su estructura de alveolos en forma de pequeños rombos. Este patrón ha sido reproducido en la esfera, en la correa que evoca los asientos de los Bugatti y en la parte superior del movimiento. La protección sobre el mecanismo transversal simula el capó del automóvil y ha sido realizada de forma completamente artesanal.

Este reloj tiene la  caja de oro rosa y su esfera es de latón en color grafito calado con acabado calandra.

No hay nada aleatorio en el diseño del tercer y último reloj de este décimo aniversario. El  Bugatti Victoire sugiere velocidad y victoria, dos características que son inherentes a Bugatti desde su creación hace más de 100 años. Con varias uves concéntricas, Parmigiani ha creado el motivo decorativo que exhibe la caja y la pulsera de piel de becerro en color pardo. Este decorado sugiere además las marcas de frenazos que deja en la pista un bólido de la marca italiana.

Las formas geométricas que luce en la caja de oro blanco han sido realizadas a mano con un buril y es el mismo motivo que tiene grabado el Bugatti Centenaire de 2004, una de las primeras creaciones de la colección. Para la esfera, Parmigiani ha utilizado madera fosilizada en color beige.

Los tres relojes llevan grabados en el fondo: número individual, «2004-2014» «MODELO ÚNICO».

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.