Lange & Söhne Zeitwerk Date: un reloj de vanguardia.

El Zeitwerk de A. Lange & Söhne es, sin duda alguna, el guardatiempos más vanguardista de la que, paradójicamente, es una de las manufacturas más tradicionales del panorama relojero actual.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

No obstante, y al contrario de lo que pueda parecer, la inspiración para su diseño se encuentra en el reloj de cinco minutos que, desde 1841, preside el escenario de la Ópera Semper de Dresde y con el que F. A. Lange, fundador de esta manufactura sajona, tuvo mucho que ver como aprendiz de Christian Friedrich Gutkaes, su creador.

El Zeitwerk, desde su lanzamiento en 2009, se ha caracterizado por ofrecer las indicaciones de horas y minutos de manera digital, es decir, mediante dígitos transferidos sobre discos giratorios de salto instantáneo que se abren paso en la esfera a través de dos ventanas situadas a las 9 para las primeras y a las 3 para los segundos. Otra de las características constructivas de este guardatiempos ha sido, a lo largo de sus ya diez años de existencia, lo que A. Lange & Söhne bautizó como “el puente del tiempo”. Con este término se refiere a la parte de la esfera que alberga las dos ventanas antes mencionadas más el dial subsidiario responsable de acoger un pequeño segundero por aguja. Pequeño por definición, aunque generoso en dimensiones si atendemos a los estándares para este tipo de indicación.

Durante estos diez años, el Zeitwerk ha visto nacer nuevas referencias con distintos materiales en su caja, colores en su esfera y hasta acabados maestros en su versión Handwerkskunst. Incluso ha tenido espacio para dar cabida a distintos tipos de sonerías como gran complicación. Pero hasta ahora, lo que no había hecho el Zeitwerk había sido implementar indicaciones adicionales a las de horas, minutos y segundos acompañadas del indicador de reserva de marcha a las 12. El Zeitwerk Date lo ha hecho y, como resulta fácil de deducir por su nombre, con una indicación de fecha.

Dado el poco espacio disponible en la esfera y la más que probable confusión con las indicaciones de horas y minutos, Lange ha renunciado a implementar esta lectura con el uso de su icónica fecha panorámica para hacerlo mediante un doble disco situado en el perímetro de la esfera. El disco superior es de cristal impreso con las cifras del 1 al 31, en tanto que el inferior recibe un segmento en color rojo que va recorriendo los correspondientes días.

El Zeitwerk Date se alberga en una caja de oro blanco de 44,2 mm de diámetro y 12,3 mm de espesor y en su interior late el calibre L043.8 de cuerda manual. Construido con un total de 516 piezas, la frecuencia de oscilación del volante es de 18.000 alternancias por hora (2,5 Hz) y la reserva de marcha disponible de 72 horas o, lo que es lo mismo, tres días completos.

Watch Test Si quieres saber más sobre relojes, Jordi Colomé escribe también en Watch Test, una de las mejores webs de relojes y relojería: watch-test.com
  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

¿Tienes algo que aportar a "Lange & Söhne Zeitwerk Date: un reloj de vanguardia."?

Moda de Interior

No corta el mar sino vuela

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.