La fecha se asoma a una gran ventana en el nuevo Blancpain Villeret.

Blancpain no deja de presentar novedades en su clásica colección Villeret. Ahora introduce la gran fecha en la familia, que se muestra en amplias ventanillas.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La manufactura más antigua del mundo, la firma relojera suiza Blancpain, presenta por vez primera una gran fecha en la colección Villeret, la que tiene la memoria del tiempo y recopila todo su savoir-faire acumulado durante casi 280 años. Blancpain tomó prestado el nombre de su localidad natal para bautizar a los relojes que personifican sus raíces. La colección Villeret se caracteriza por la pureza de las líneas, la claridad de sus esferas y la finura de sus cajas doble pomme. Su esencia es la elegancia atemporal porque son relojes que nacen para resistir el paso del tiempo y las modas pasajeras. Además de su identidad estética, desde el punto de vista técnico Villeret reafirma la autenticidad relojera de la manufactura suiza y su tradición, pero su legado no es un obstáculo para mirar al futuro y seguir avanzando. En los últimos años, está creando nuevos mecanismos y uno de los últimos es el que equipa el nuevo Villeret Grande Date.

La fecha es una de las funciones más útiles en el reloj por lo que es importante que se vea fácilmente, a simple vista. La legibilidad era la prioridad de los ingenieros y relojeros de Blancpain cuando concibieron y desarrollaron el movimiento automático que da vida al tic-tac del Villeret Grande Date. El calibre tiene un mecanismo de fecha grande con cambio instantáneo a medianoche y sistema de protección contra los golpes y a pesar de todo es más delgado pues su silueta mide 4,75 mm de grosor. La gran fecha se asoma a través de dos amplias ventanas ubicadas a la altura de las  6 horas. Su legibilidad es absoluta.

El mecanismo automático del Villeret Grande Date está formado por 285 componentes y está equipado con dos barriletes  que almacenan la energía para funcionar a pleno rendimiento durante 72 horas.  A través del cristal de zafiro se puede ver la masa oscilante decorada con un motivo de nido de abeja.

Como todos los relojes Villeret, el nuevo modelo  es también el exponente del clasicismo de Blancpain, que la firma expresa con una caja doble pomme de 40 mm, que esculpe para este nuevo modelo en oro rojo, y una esfera opalina con números romanos.

Más información Blancpain

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.