Harmony, nuevas esculturas relojeras de Vacheron Constantin.

La manufactura más antigua del mundo con actividad interrumpida estrena nueva colección en su 260º aniversario. Se trata de una edición limitada.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vacheron Constantin celebra cada aniversario a lo grande y 260 años de actividad ininterrumpida lo merecen. Poco a poco iremos descubriendo las obras de arte con las que la marca demuestra su dominio relojero en este año tan especial, pero ahora centramos nuestra mirada en una nueva colección. Su nombre es Harmony, se inspira en uno de los primeros cronógrafos de pulsera de Vacheron Constantin, en concreto en un cronógrafo monopulsante de 1928 con caja de cojín de oro amarillo con escala pulsométrica. Y uno de los aspectos más destacados es que para esta colección, la firma más antigua del mundo con actividad ininterrumpida ha creado su primer mecanismo de cronógrafo manufacturado «in house«.

La nueva colección Harmony está formada, de momento, por siete relojes: Cronógrafo Harmony Ultra-plano Grande Complication, que bate un récord de delgadez porque tanto su caja -8,40 mm- como su mecanismo cronógrafo monopulsante ratrapante automático -5,20 mm- son los más ultraplanos de su categoría. Es la estrella de la colección, está limitado a 10 relojes y se presenta con caja de platino.

Harmony Cronógrafo Tourbillon se lanza  en edición limitada a 26 relojes con caja de platino y fascina porque combina el cronógrafo monopulsante con el siempre asombroso tourbillon. El reloj que rinde el homenaje más elocuente al modelo histórico es el cronógrafo Harmony de carga manual con pulsímetro, que nace en serie restringida a 260 piezas con caja en oro rosa. Vacheron Constantin nunca olvida a la mujer y para ella ha creado  Harmony Cronógrafo Pequeño Modelo en oro rosa con bisel decorado con 84 diamantes, equipado con un cronógrafo manual de doble pulsador, del que se producen también 260 relojes.

Harmony Segunda Zona Horaria está formada por tres relojes contemporáneos, dos masculinos y uno femenino – Harmony segunda zona horaria modelo pequeño­ muy funcionales porque el segundo huso horario es cada vez más útil. Los hombres pueden elegir su reloj con caja en oro blanco o rosa, en edición restringida a 260 piezas, mientras que 500 mujeres son las destinatarias del reloj en oro blanco con bisel con 88 diamantes que se entrega, como todos los relojes de la colección Harmony, en una caja especial con una lupa, un folleto especial sobre la nueva familia Harmony y una carta firmada por el director general de Vacheron Constantin, Juan Carlos Torres.

Para Harmony, Vacheron Constantin ha reinventado la caja con forma cojín, la misma forma que exhibieron los primeros cronógrafos de pulsera fabricados por la marca a finales de los años 20. Es un diseño con sabor histórico, pero con una arquitectura moderna. Se han revisado todos los detalles del modelo original para que los nuevos relojes vivan los nuevos tiempos y se ha estudiado hasta cómo se refleja la luz  en la caja.

La construcción  de la nueva forma cojín es refinada y proyecta sensación de dinamismo. La firma ha construido la sofisticada caja con una técnica tridimensional que logra el perfecto equilibrio de “las formas dentro de las formas” y aboga por la precisión, la legibilidad y la comodidad.  Su arquitectura tridimensional surge de la fusión de una carrura curvada, el bisel cuadrado y el cristal redondo. Es una caja amplia y compleja, preparada para acoger mecanismos de complicación media o grandes complicaciones, aunque en apariencia, sólo en apariencia, parece sencilla.

Vacheron Constantin ha rediseñado completamente las esferas y las agujas. Se inspiran también en el modelo original de 1928, pero se han retocado porque la legibilidad era la prioridad. Junto a esta máxima, la maison ginebrina ha conseguido el impacto visual del espejo donde se proyecta cada instante del tiempo que registran los relojes Harmony. Haciendo honor a su nombre, la armonía impone también su impronta en las esferas de tonos plateados. Son puras las líneas de los números árabes de trazo azul y de las estilizadas agujas con forma de hoja.

En su 260º aniversario, Vacheron Constantin rinde homenaje al cronógrafo monopulsante, una de las complicaciones relojeras más difíciles de crear. Para la nueva colección Harmony, la firma de relojes suizos ha creado tres nuevos mecanismos cronógrafo monopulsadores  en los que ha invertido 7 años de trabajo.  En cada uno de ellos se aprecia la inquebrantable fidelidad a su legado relojero, aunque Vacheron Constantin ha aprovechado también las tecnologías de vanguardia del siglo XXI. Cuatro de los modelos Harmony  están equipados con mecanismos con cronógrafos monopulsantes.

También es nuevo el calibre automático que equipa los relojes con doble huso horario. Tres referencias, dos para caballero y una para señora, protegen en su interior el mecanismo que indica las horas, minutos, segundos, doble huso horario, día y noche.

Como todos los calibres de la marca, los nuevos corazones disfrutan de la mejor técnica y la estética más brillante pues se engalanan con los acabados más refinados de la Alta Relojería, a veces visibles y otros ocultos, como el pulido espejo o biselado y las decoraciones perladas y Côtes de Genève. Llevan estampado sobre su piel el prestigioso Punzón de Ginebra, garantía de savoir-faire relojero. Vacheron Constantin también ha concebido un grabado especial para distinguir los calibres del 260º aniversario. La refinada decoración “grabado fleurisanne” se inspira en un motivo del puente del balance del reloj de bolsillo más antiguo de la firma ginebrina.

Más información Vacheron Constantin

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.