Vídeos

cerrar

El Omega Speedmaster más lunático.

Omega ha fabricado su nuevo Moonwatch con un polvo muy similar al que se encuentra en la Luna.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Hace 45 años que el Speedmaster de Omega dio un pequeño paso para el hombre pero un gran paso para la Humanidad en el primer viaje a la Luna. Después de un centenar de aventuras espaciales, el  Moonwatch, como se le conoce desde su alunizaje, da un paso más y esculpe su silueta con un material que se inspira en el polvo de la superficie lunar que se adhirió a los pies de Neil Armstrong y Edwin F. Aldrin. La materia prima que ha utilizado Omega en el nuevo Speedmaster “Grey Side of the Moon” es  la cerámica blanca que cambia de color,  no por arte de magia, sino por las altas temperaturas – 20.000 grados Celsius– a la que se somete durante tres horas en una cámara de calentamiento de plasma con diferentes gases. El blanco se transforma en gris.

De cerámica gris son la caja, el fondo grabado con la inscripción “Grey Side of the Moon”, el bisel, la corona, los pulsadores y el cierre de la pulsera. Aunque no necesitaría presentación por los aires evidentes de familia, especialmente por el parecido con su antecesor, el “Dark Side of the Moon”, el nuevo Speedmaster presenta características que le hacen único. Por ejemplo, la escala taquimétrica grabada con Superluminova en el bisel de cerámica, una innovación que introdujo en la relojería Omega. Este relleno multiplica la legibilidad en cualquier condición lumínica. El símbolo de la marca también destaca en la corona porque se ha rellenado también con Superluminova.

Su esfera es deportiva, pero de una elegancia clásica que la convierte en eterna. Es arenada de platino 950 con dos contadores de 12 horas y 60 minutos, a las 3 h y las 9, respectivamente, que permiten una lectura intuitiva de los tiempos cortos.  La legibilidad de la esfera está más que garantizada con  el recubrimiento Superluminova de las agujas y los índices.

En el interior de su caja de 42,26 mm se encuentra el movimiento cronógrafo Co-Axial. Se trata del primer cronógrafo Co-Axial manufacturado por Omega. Es un  cronógrafo automático integrado de carga bidireccional, certificado por el COSC, con espiral de silicio para inmunizarlo de los campos magnéticos y una reserva de marcha de 60 horas gracias a su doble barrilete.

La pulsera del Omega Speedmaster “Grey Side of the Moon” es de piel gris con pespuntes rojos en el interior. El reloj, que tiene un precio de 9.420 €, tiene una garantía de cuatro años y se entrega en un estuche especial.

Más información Omega

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.