El comandante del aire de Breitling.

La firma relojera suiza sigue volando alto.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Breitling es una marca relojera de alto vuelos. Ha conquistado el tiempo en el aire con instrumentos profesionales de altas prestaciones técnicas. Sus primeros relojes especializados para el mundo de la aviación datan de comienzos de los años 30 y durante las décadas de los 50 y los 60 jugó un papel muy activo en el desarrollo de la aviación comercial.

En los años 50 se convirtió en “proveedor oficial de la aviación mundial”. Aunque han sido mucho los cambios que ha experimentado el mundo de la aeronáutica, Breitling sigue trabajando con pilotos de élite y está  presente en las muñecas de los comandantes de a bordo. Forma parte ya del uniforme de estos profesionales.

Un clásico de la firma Breitling es el Chronoliner. La marca de relojes suizos ha actualizado este año este modelo de la década de los 50. El nuevo reloj es un cronógrafo que mide los tiempos de vuelo y ofrece la hora en tres  husos horario. Su precisión está avalada por el COSC.

Por supuesto que Breitling ha respetado los códigos estéticos inherentes a su modelo clásico como es su ancho bisel aunque ahora lo ha creado en cerámica high tech porque es un material irrayable. Está graduado con 24 horas y, gracias a él y a la aguja central con la punta roja en forma de flecha, Breitling indica la hora en un tercer  huso horario, una función imprescindible cuando se cambia con frecuencia de zona horaria –el segundo huso horario se indica con una manecilla central más delgada sobre la esfera graduada también con 24 horas-.

Como los instrumentos de vuelo más avanzados, la esfera del reloj Chronoliner es muy legible. Los números árabes del bisel y los índices y agujas están recubiertos con material luminiscente para que destaquen sobre el color negro de la esfera. Los contadores del crono se ven perfectamente porque su color blanco contrasta con el fondo oscuro.

La caja del reloj Chronoliner es de acero de 46 mm con el bisel giratorio de cerámica con muescas; en el fondo, el nuevo reloj de Breitling lleva grabados los aviones que fueron una de las señas de identidad de la firma relojera suiza. El reloj se puede elegir con pulsera de acero trenzado o el brazalete Navitimer.

Breitling ha equipado el Chronoliner con un movimiento automático de alta frecuencia  que, como ya se ha mencionado, dispone del certificado de cronometría.

Más información Breitling

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.