header

El Big Bang Unico de Hublot en tamaño apto para humanos.

El inmenso Hublot Big Bang Unico se reduce lo justo para convertirse en un perfecto reloj deportivo.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Si nos preguntamos cual ha sido la marca de relojes de alta gama que más ha crecido en volumen y en reconocimiento durante las tres últimas décadas, la respuesta es fácil; Hublot. Si dudábamos de la posibilidad de que un reloj moderno, de nuevo diseño, pudiera entrar en el selecto club de “los legendarios”, véase Nautilus de Patek Philippe, Royal Oak de Audemars Piguet, Tank de Cartier…. pocos o nadie discutirán que la respuesta es el Big Bang de Hublot.

Lo admito. Hace 15 años Hublot era una marca que no me atraía en absoluto. No le tenía una especial animadversión, pero me daba la sensación de ser una marca un tanto superficial, cuyo único mérito digno de mención era haber estandarizado el uso de correas de caucho en un reloj caro. Hoy en día mi opinión ha cambiado radicalmente y considero a Hublot una de las firmas con carácter más personal e innovador del sector relojero de alto nivel.

¿Que ha ocurrido para que mi visión de un vuelco tan radical?. Pues muchas cosas y todas mérito de Hublot. Si tuviera que citar dos, una sería el haber diseñado y desarrollado el Big Bang, un reloj de carácter deportivo con una estética claramente personal cuya caja ha roto moldes desde el punto de vista constructivo. Otra sería su calibre manufactura “Unico”, un movimiento de cronógrafo que aparte de reunir los conceptos técnicos más avanzados, aporta una suavidad de accionamiento que no iguala ningún cronógrafo del mercado.

Una vez afirmado esto, es fácil deducir que el Big Bang Unico lo tenía todo para convertirse en un peligroso objeto de deseo, pero no era así. Puede parecer contradictorio pero tenía un motivo tan claro como imposible de relativizar; su enorme tamaño de 45 milímetros de diámetro. Salvo que nuestra profesión se desarrolle bajo la carpa de un circo o tengamos una clara vocación de exhibicionismo, estas son unas dimensiones que convierten a un reloj en solo apto para físicos muy potentes.

Pues bien, el motivo de esta larguísima introducción es anunciar que Hublot ha decidido producir una nueva versión de su Big Bang Unico en un acertado diámetro de 42 milímetros, un tamaño perfecto para un reloj deportivo. Tanto desde el punto de vista estético como del de comodidad, se adaptará a la inmensa mayoría de morfologías sin parecer ni demasiado grande ni demasiado pequeño. Obviamente, el nuevo Big Bang Unico 42 seguirá contando en su interior con el magnífico movimiento de cronógrafo que le da nombre, que por si fuera poco ha incorporado nuevos avances técnicos.

La conclusión es que mis excusas se han acabado. Por mucho que intente no caer en la tentación, el nuevo Hublot Big Bang Unico de 42 milímetros asciende a las cotas más altas de mi excesivamente congestionada lista de relojes futuribles. Para los que coincidan conmigo solo queda elegir cual de las versiones es la que mejor se adapta a nuestras las necesidades prácticas y/o estéticas. Puede ser el sobrio titanio o el ostentoso oro “King Gold”, pero no puedo dejar de pensar en la variante que conjunta la ligereza de titanio con la indestructible cerámica negra en su bisel

Más información Hublot en watch-test.comhublot.com

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Lucir

Accesorios ideados con el fin de resultar absolutamente adictivos. Joyas, bolsos, sombreros, gafas o zapatos que nos enganchan al primer vistazo.

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.