Golosinas a gogó.

Pocos son los que con el paso de los años no continuan cayendo en la dulce tentación de las golosinas.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Asociadas a menúdo únicamente con al infancia, pocos son los que con el paso de los años no continuan cayendo con mayor o menor asiduidad en la dulce tentación de las golosinas.

Conocedores de esta debilidad colectiva, la marca Oomuombo ha creado sus ‘Sweetshops’, lugares que son auténticos templos de la golosina.

De momento sus tiendas únicamente se encuentran en Madrid, pero muy pronto tienen pensado abrir franquicias en muchas otras ciudades españolas donde dispensar estas ‘chuches’ que elaboran en Escandinavia, un lugar donde las golosinas casi forman parte de su legado cultural y cuyas variedades pueden encontrarse en Oomuombo, desde las Kanderade Häxvral (regalices salados), hasta las Sura Skallar (gominolas ultraácidas con forma de calavera), además, con la idea de acabar con la mala fama de estas golosinas, en Oomuombo todos sus productos están libres de grasas trans y no están manipulados genéticamente ni contienen colorantes artificiales, e incluso, si algunas de ellas contienen productos alergénicos, en sus expositores incluyen un símbolo claramente identificador que avisa de que en su elaboración incluye gluten, soja, lacteos o avellanas.

RecomendadoJennifer López vende su ático en Manhattan por 23 millones de euros.

  • E-Mail Text Link for Post
  • pinit
  • g+ 1
  • Tweet
  • facebook
  • WhatsApp

Meta información

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.