Salón de Ginebra: relojes de la A a la Z (II).

Segunda entrega de las piezas más sorprendentes del Salón Internacional de Alta Relojería (SIHH).

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

Cuatro pesos pesados de la relojería tradicional e innovadora. A. Lange & Söhne, Christophe Claret, Greubel Forsey y Girard-Perregaux apuestan por el mito –hecho realidad- de la fuerza constante, la arquitectura tridimensional, la complicación más exigente, la Gran Sonería, y la practicidad de las horas mundiales, respectivamente.

 

<h2>A. Lange & Söhne</h2> 1 / 4

A. Lange & Söhne

Desde hace casi una década el Lange 31 mantiene su estatus de primer y único reloj de pulsera con una reserva de marcha de 31 días y un mecanismo de reajuste de la tensión que aporta un accionamiento constante de manera ininterrumpida. En el Salón Internacional de la Alta Relojería de Ginebra, A. Lange & Söhne presenta una nueva variante en oro blanco de 45,9 mm con esfera gris en edición limitada a 100 ejemplares.

<h2>Christophe Claret</h2> 2 / 4

Christophe Claret

El relojero Christophe Claret presenta Maestro, el primer reloj de Alta Complicación de la casa cuya cúpula de cristal ofrece una vista impactante de la arquitectura del movimiento y de los famosos puentes estilo Carlos X. Está dotado de una reserva de marcha de 7 días, un gran fechador en forma de cono y una función Memo tridimensional en forma de cono adornado con un zafiro, un rubí o un diamante como recordatorio de un compromiso al usuario.

<h2>Robert Greubel y Stephen Forsey</h2> 3 / 4

Robert Greubel y Stephen Forsey

El reloj más complicado creado por el tándem Robert Greubel y Stephen Forsey ha sido una tarea titánica: 11 años de investigación y desarrollo, 935 piezas, 2 patentes registradas, 1 caja de resonancia acústica de sonido extremadamente puro. Aunque el movimiento es de cuerda mecánica, el mecanismo de sonería del Greubel Forsey Grande Sonnerie cuenta con un sistema de cuerda automática que le garantiza 20 horas de reserva en modo “Grande Sonnerie”. Se producirán de cinco a ocho ejemplares de este modelo al año.

<h2>Girard-Perregau</h2> 4 / 4

Girard-Perregau

Girard-Perregaux recupera uno de sus modelos más emblemáticos de su colección: el WW.TC. Más importante que nunca en un entorno globalizado, la función horas del mundo se encuentra disponible por primera vez en la colección más elegante de la casa: 1966. El fondo transparente revela un mecanismo profusamente decorado que nos permite leer de forma instantánea y simultánea la hora de 24 ciudades de todo el planeta. Se encuentra disponible en dos versiones: una de oro rosa con correa de piel de aligátor negra y otra de acero.

Meta información

Newsletter