Si regresara Alicia…

Si volviera a encontrarse con el Conejo Blanco acabaría llegando a la puerta de PortobelloStreet.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Era necesario seguir al Conejo Blanco para saber cual era la razón de su prisa. Por eso, Alicia no lo dudó un segundo y tras cruzar, en su búsqueda, el túnel horizontal de su madriguera se precipitó al vació en un descender en vertical que la trasladó a un mundo de paradojas y absurdos, en el que movida por la curiosidad hizo lo que aquel frasco de vidrio la indicaba: `Bébeme´.  Y así, ajena a las consecuencias, como una Wendy cualquiera, lo hizo.

Si regresara Alicia… Si atravesara el espejo y volviera a encontrarse con el Conejo Blanco, sin duda, en su prisa, en su afán y en su correr para alcanzarle acabaría llegando a la puerta de PortobelloStreet, un lugar en el que habitan los sueños convertidos en muebles y en el que han creado en su honor una fantástica librería estilo Vintage.

Una pieza sin normas ni porqués, y en su aparente caos, equilibrada. Un laberinto de huecos trampantojos, ocultos tras rombos y molduras, un teclado de piano que esta vez sí es un cajón, un juego de damas que aparenta ser una puerta, la carta de la suerte, un escudo, una historia… Formas enigmáticas y bellas que cobran sentido si se miran en conjunto. Como cualquier historia que se precie.

Los originales y singulares acabados de la colección Glamour, y las piezas, inspiradas en el arte, la moda y la arquitectura con líneas que mantienen la esencia de lo clásico, son deliciosas. De cuento. Una colección que despierta los sentidos y nos traslada a épocas pasadas, a mundos oníricos y a fantasías de formas y colores.

Si, The Beatles, Bob Dylan, Aerosmith o Avril Lavigne le han dedicado canciones, Salvador Dalí, trece ilustraciones y James Joice, basó Finnegans Wake, en la obra de Lewis Carroll, ya era hora de que Alicia, tuviera su propia librería.

La librería Alicia en el País de las Maravillas mide 120X180cm y cuesta 3.350€.

PortobelloStreet

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.