Si lo tuyo es el teletrabajo, seguro que ya sabes que hay un tipo de escritorio para cada ocupación (y para cada rincón).

Schmidt y Home Office nos ofrecen escritorios a la medida de nuestras necesidades y del espacio del que disponemos.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Tanto si eres de los que  ha logrado arrancarle a tu casa un despacho como si has tenido que instalar tu lugar de trabajo en el salón o en el dormitorio, seguro que algo de lo que te diste cuenta enseguida es de que, en función de tu profesión y de cómo es el espacio del que dispones en tu casa, tu escritorio cambia… No son en absoluto las mismas necesidades las que tiene un arquitecto que las tiene un abogado, las que desvela un estudiante o las que demuestra un artista o un escritor. Y con sus diferentes necesidades, y los diferentes espacios de los que disponen, el escritorio cambia…

Hay reglas básicas a la hora de colocar un escritorio en casa y la primera de todas ellas tiene que ver con la luz: cuanto más cerca de la ventana y su luz natural, mejor ¿significa eso que el escritorio debe ir siempre bajo la ventana? No, si necesitas aislarte o tener frente a ti alguna imagen que se acomode a tu estilo puedes ponerlo junto a la ventana, no justo debajo pero nunca, bajo ningún concepto, lo pongas frente a ella porque te convertirás en tu sombra y eso sin tener en cuenta el terrible efecto del reflejo de la luz en la pantalla; ¿más normas? Que su tamaño sea suficiente y a la vez lo suficientemente discreto para no incordiar y que sea muy cómodo, funcional, con espacio de almacenaje.

¿Eres de los que recibirá visitas en tu despacho personal? Planateáte una gran mesa de escritorio en el centro de la habitación con la ventana a un lateral; ¿no recibirás visitas sino que trabajas, al menos de vez en cuando, en equipo? Entonces un escritorio estilo mesa de comedor te puede ir bien, por no hablar de la posibilidad de los escritorios dobles si tienes espacio suficiente para ello.

¿Tu problema es precisamente el espacio? Piensa que puedes poner un escritorio pequeño y muy funcional en un sitio tan impensable como la trasera del sofá del salón…

No creas que hablamos por hablar, recorre la galería de imágenes que ilustra esta noticia y descubre las opciones de escritorio que nos ofrecen Schmidt y Home Office.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.