Läzürd y läzawárd, azul y lapislázuli.

Ikea nos propone vestir la casa en un azul confiable y verdadero, en edición limitada e inspiración india.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Azul, símbolo de inteligencia y conocimiento, de la filosofía, la tristeza y melancolía de la que nace el blues; desde Silvio, de la inspiración junto a un unicornio, o de lo fiel junto a la verdad para Madonna en su cantar anglosajón. Un color frío lleno de luz y matices, contrapunto ideal a la calidez del sol y envoltorio perfecto para nuestro refugio de los soleados y calientes naranjas del verano.

En azul nos propone Ikea vestir la casa y decorarla, pero no en un azul cualquiera, en uno verdadero y confiable, en edición limitada e inspiración en sí mismo y el origen del vocablo que lo designa; se han llevado el azul a la India y lo han envuelto en los rastros árabes y persas de aquel cuerno de Asia entremezclados con su ser hindú e influencias budistas.

En läzürd y läzawárd, azul y lapislázuli en árabe y persa, combinado con blancos y bronces, Ikea nos presenta una colección refrescante, de evocación india, de equilibrio, luz, funcionalidad y encanto.

Cojines bordados, cajas, biombos, alfombras, lámparas, jarrones, cortinas, mesas, sillas, hamacas, menaje… todo ello vestido de azul, color de sosiego y descanso; en madera, metal, latón, vidrio, cristal, textiles y papel trabajado a mano, e inspirado en los sabores y aromas especiados de la India.

Sólo desde el 15 de junio, por tiempo limitado en 21 países. En España encontrarás True Blue en las tiendas Ikea de Barakaldo, Badalona, Alcorcón, Sevilla, Málaga, Murcia, Zaragoza y Vallecas. Si eres azul… no puedes despistarte.

Ikea

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp
ID); if ( in_category( 'the-music' )) { aws_amazon_inc($post->ID); } ?>

Más en:

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.