La hora del té.

En Margó, sea la hora que sea, siempre es “la hora del té”.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

“Alicia comprendió de repente todo lo que allí ocurría.
— ¿Es esta la razón de que haya tantos servicios de té sobre la mesa, verdad?— preguntó Alicia.
— Sí, esta es la razón- dijo el Sombrerero con un suspiro—. Siempre es la hora del té.”

No creo que nos tropecemos con la ‘Alicia’ de Lewis Carroll, la Liebre de Marzo o el disparatado Sombrerero, pero os puedo asegurar que en Margó, sea la hora que sea, siempre es “la hora del té”. En pleno centro de Madrid, rozando el Paseo de la Castellana, existe un lugar de ensueño, coqueto y acogedor donde degustar un excelente té al más puro estilo inglés. Margó, más que un salón de té –que también–, es un paraíso para los amantes del buen gusto y la elegancia. No en vano Margarita, Alicia y Beatriz –las tres socias de este delicioso espacio– vienen de familia de decoradores y para ellas crear un entorno acogedor,  diferente y pleno de detalles es pura tradición. Con mucha ilusión y unas ideas muy claras se lanzaron a la aventura de Margó. “Siempre nos gustó la idea del salón-tienda –nos cuentan– y la decisión fue cuestión de un momento”.

La decoración, vintage e intimista, destila elegancia por todos los poros: paredes empapeladas en tonos pastel, muebles de estilo, mesitas bajas, sillas clásicas, delicadas vajillas, bomboneras, tarteros, fruteros de varios pisos y mantelerías de lujo. En la entrada, tras atravesar la zona de sofás, se encuentra la tienda donde adquirir infinidad de artículos relacionados con el mundo del té; además de una pequeña zona delicatessen, dispone de una agradable y fresca terracita de verano; pero si prefieres un ambiente más formal e íntimo es perfecta la planta superior.

En Margó puedes desayunar, picotear a la hora de comer y merendar, degustar una gran variedad de tés, desde los clásicos a los más aromáticos y sofisticados, cafés o chocolates acompañados de deliciosas tartas de dulce de leche, limón, queso o zanahoria; es espectacular la Red Velvet. Y los amantes de los saladitos también tienen donde elegir: tablas de foie, quesos, sándwiches, bocadillitos de jamón ibérico, consomé y ensaladas.

Margó Salón de Té 
Calle María de Molina nº 5. Madrid
Horario: de 9:00 a 22:00

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.