Gancedo desvela la imagen de los verdaderos gamusinos.

¿Buscar renovar la decoración en el dormitorio de tus niños? Atento a lo último de Gancedo, va de gamusinos y te va a encantar.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

¿Eres de los que ha salido a cazar gamusinos en más de una ocasión? ¿Te han hecho correr en su busca en algún que otro campamento de verano? ¿Has llegado a verlos? Seguro que no… Cabe que te los hayas imaginado e incluso comido porque los hay convertidos den galletas pero verlos, lo que se dice verlos, no, nadie sabe de hecho como son. O sabía. Porque Gancedo los ha descubierto en Aldea de los Cocos, en Nicaragua y nos ha sorprendido desvelando algo que desconocíamos de los gamusinos: son peces.

Pues sí, al menos en Aldea de los Cocos, los gamusinos son bonitos peces de colores que se almientan de frutas y que pueden covertirse en piedras si no cuidamos el entorno; partiendo de esa idea, los niños de Aldea de los Cocos comenzaron a recoger las piedras planas de la orilla del río y las devolvieron en cierto modo a su vida anterior, esa en la que fueron peces, pintándolos como si todavía lo fueran; los niños venden sus creaciones y colaboran así a la economía familiar en una zona deprimida del mundo…

Bonita historia ¿no crees? Pues se pone mejor: Gancedo decidió diseñar una tela de gamusinos y terciopelos crear con ella almohadones y un puf, están pensados para decorar las habitaciones infantiles y el 20% de lo que se recaude de su venta se donará a Aldea de los Cocos para mejorar la vida de los niños que creen en los gamusinos peces y los pintan sobre las piedras del río.

+

Esta nueva creación de Gancedo nace de su colaboración con la Fundación Gomaespuma, que son los responsables de varios proyectos de cooperación, entre ellos el de Aldea de Cocos, en diferentes países.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.