Dormir, soñar, amar, vivir.

Un paseo sobre seis propuestas de Roche Bobois para vestir tu rincón de dormir de vida...

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

En el dormitorio, esa habitación de la casa que es en sí misma tela, tapizado y papel pintado; esa a la que te retiras, en la que te recoges en paz con el objeto e intención de conciliar el sueño y el descanso, de reponerte de los avatares del día y de los días, de pasar las noches en paz y en sueño, entre sueños… solo o acompañado. Es el rincón más personal del hogar, el más intimista, porque es en el que eres más tú, tumbado en relax, mirando al techo a cara lavada, en pijama, camiseta o nada, escuchándote y hablándote o compartiendo confidencias, sueños, planes, intenciones… con tu compañero de vida y dormitorio.

Son éstos motivos más que suficientes para dedicar tiempo y esmero a vestir el dormitorio de lugar de paz y de gloria, de refugio cómodo y amable, de espacio insinuante y envolvente, en definitiva, de buen diseño. El de Roche Bobois, por ejemplo.

Si te gustan los estilos clásicos de corte rústico, siempre acogedores, envolventes, fuertes y cálidos, te encantará la propuesta de Philippe Bouix en la colección Noveaux Classiques; una cama de madera maciza y piel con cabecero chocolate y decoración en tostado constraste con el siempre tranquilo azul casi turquesa; la cómoda y mesillas bicolor para dar luz como la que emana de unas lámparas de mesilla que emulan las lámparas de aceite de otros tiempos. En esta misma línea de lo rústico pero más suave y con un punto más moderno y natural en su diseño, está la cama Horizon, nogal en cabecero, cómoda y mesillas en un corte que recuerda a la madera en bruto.

Para los gustos más clásicos, neoclásicos incluso, Estampe; haya maciza lacada en blanco envejecido y en perfecta combinación con un verde natural, esperanza y relajado; y el detalle único, el cabezal acabado en lino estampado, de la mano del artista argentino Bonomo, a juego con las lámparas de mesilla. En esta misma línea pero de gusto más elevado, casi de palacio, Hortense de Pierre Dubois y André-Cécil, también lacado pero en brillo y luz.

Y luego están los gustos más actuales, aunque cierto es que la reinvención de diseños pasados, lo vintage, es hoy absolutamente moderno y actual, hablamos de las líneas limpias y tonos planos casi en monocromía; Marina, en la colección los contemporaneos, es una mezcla de propuesta marinera, moderna y actual, en blancos y madera; nos encanta el galán que tiene poco o nada que ver con los clásicos, sin cuerpo, cuadrado, sencillo… y el cabezal, elevable. En esta misma colección y en los mismos tonos pero con un punto más de calidez tanto en el tono de su madera como en su redondez y su piel, Anarima de Sacha Lakic.

Y éste no ha sido más que un paseo sobre seis de las más de treinta propuestas en dos colecciones, los contemporaneos y nuevos clásicos de Roche Bobois para vestir tu rincón de dormir de vida…

Roche Bobois

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.