Cortina rasgada.

Confeccionadas con piezas de aluminio, las Kriska lo decoran todo.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

¿Te acuerdas de esas cortinas que había antes en las puertas de los bares? Sí, hombre. Esas de tiras de plástico verde que evitaban que entraran las moscas desde la calle al local. Bueno pues este producto que hemos descubierto es, por supuesto, mucho más sofisticado y chic, pero nos ha recordado con cierta nostalgia aquellas cortinillas.

Estas son metálicas. Están confeccionadas a base de pequeñas piezas entrelazadas de aluminio anodizado y forman una malla que sirve para muchas cosas: se usa en arquitectura, en diseño de interiores y en iluminación y sus resultados son espectaculares. ¿Por qué? Pues porque combinando los 30 colores disponibles y sus intensidades (16 ofrecen un acabado brillante y 14 un acabado satinado) se puede dibujar todo tipo de cosas: desde diseños sencillos como un logo o dibujos geométricos hasta imágenes dotadas de realismo y profundidad como obras de arte, por ejemplo. Cada cual puede encargar lo que se le antoje en las medidas que precise ya sea para separar espacios, para recrear determinados ambientes, para aislar tenuemente la luz, como cortinas, como piezas decorativas… Son resistentes al agua (dulce y salada) así que pueden ubicarse sin problemas en el exterior; son ligerísimas, se limpian fácilmente, aguantan la luz del sol, los colores no se deslucen con el paso del tiempo y no son inflamables. ¿Qué más se puede pedir?

KriskaDecor es una empresa familiar que lleva desde 1926 produciendo estas cortinas metálicas. La fundó Josep María Sans Amill en Montblanc (Tarragona) y hoy la dirige la tercera generación. Ellos se encargan de todo el proceso de fabricación y exportan el 59% de su producción a más de 40 mercados. Entre sus obras más alucinantes está su cortina más grande, una que mide 36 metros de alto y pesa 800 kilos. Se encuentra instalada en un edificio en Dubai (Royal Ascott Hotel Apartment), es de color plata y lima, y se ve desde las ocho plantas del edificio.

Lo último que han ideado son lo diseños listos para colgar de la colección Botti Black &White. De medidas estandarizadas incluyen diseños como los deliciosos rostros dibujados por Claire Davies. Además, han ampliado su paleta base con cinco nuevos colores: marrón café y naranja piel a los que se suman tres tonos de rosa (puro, florida y pálido).

Más información Kriskadecor

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp
ID); if ( in_category( 'the-music' )) { aws_amazon_inc($post->ID); } */ ?>

Más en:

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.