Alfombrados.

Alfombras, ineludibles en un salón bien vestido, en un dormitorio acojedor o como campo de juegos de un cuarto infantil.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Nos encanta pisar mullido y cálido, descalzarnos cómodamente en el salón y sentir el buen tejido bajo los pies… un lujo que ni reyes ni reinas se permitían hace un puñado de siglos porque, en época de cruzados, cuando las primeras alfombras pisaron Europa, les parecían a nuestros reyes, reinas, nobles y señores en sus feudos, de demasiado lujo y boato como para tirarlas al suelo y pisarlas sin más; las utilizaban en cambio para cubrir mesas y paredes a modo de tapices mientras los persas se acomodaban en ellas y volaban…

Luego aprendimos a hacerlas y las devolvimos al suelo para dar buen apoyo a nuestros pies, y ahí siguen hoy, ineludibles en un salón bien vestido, en un dormitorio acogedor o como campo de juegos de un cuarto infantil.

Las ingentes propuestas de Gandía Blasco para 2012 nos gustan porque son diferentes, nuevas, naturales… y, curiosamente, en algunas de sus colecciones proponen ir más allá de echar las alfombras al suelo, devolverlas a los muebles y paredes, recuperar el uso primero que tuvieron en Europa.

Espacio Tuareg y Mangas, son dos colecciones absolutamente diferentes la una de la otra pero ambas recuperan el tapizado de pufs, asientos, sofás… como alfombras y en perfecta combinación con ellas; también han llamado nuestra atención las propuestas que nacen de la naturaleza: Lluvia, Materia, Champiñones y Butterfly juegan con el color y las formas evocando lo que de natural llevan en su nombre.

Ondas recuerda la suntuosidad y el lujo de las alfombras persas con un punto de sencillez que las hace si cabe más bellas, sin perder ese deje erótico que, sobre una alfombra en negros, tienen siempre los pies descalzos; también en negro, Etnia que nace el corazón de África recordándonos un tipo de tatuado con el que comparte origen. Flat abandona ese corte clásico, casi vintage, y se sumerge en líneas curvas a rectas, limpias y tan pocas como sus colores; mantiene el tono elegante en un ser moderno y actual, mientras Código se deshace del punto de vestir resultando una alfombra más casual, como de más uso que otras colecciones.

Y cerramos nuestro particular y personal paseo sobre algunas de las propuestas de Gandía Blasco para los suelos de 2012 con Caleido, una imagen de caleidoscopio que resulta una alfombra tan moderna como evocadora y buen ejemplo de lo que Gandía Blasco esconde en su amplísimo catálogo de propuestas de la mano de diseñadores como Patricia Urquiola, Odosdesign, Mario Ruiz, Sandra Figuerola, Pablo Gironés o el mismo José A. Gandía Blasco.

Gandía Blasco

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.