Viviendas gemelas.

Dos espacios en negro sobre blanco, creados por el joven arquitecto William O´Brien Jr.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

La casa es la arquitectura… porque evidentemente es la ensoñación la que estructura la casa, esa capacidad de trasladar nuestros sueños a la forma (…) de transportar las referencias imaginarias que tanto nos cuesta encontrar”. Francisco Javier Sáenz de Oiza (Cáseda, Navarra 1918 – Madrid, 2000).

Imaginad un lugar en vuestra mente donde huir del ruido que nos rodea.
Un lugar para estar a solas con vuestros pensamientos, vuestros recuerdos y vuestros anhelos, un espacio de inspiración. Sentados en vuestra lounge chair de Charles y Ray Eames del 56, contempláis un paisaje en blanco al calor de vuestra taza de té. Alrededor vuestro: la nada.

Estas y otras sensaciones son las que tuve al descubrir por primera vez “Twins”, dos viviendas gemelas creadas por el joven arquitecto William O´Brien Jr., dos espacios en negro sobre blanco.

El encargo procedía de dos hermanos que deseaban una casa de vacaciones para sus familias en una parcela del estado de Nueva York. Utilizando el principio matemático de “disección mínima” por el cual dos polígonos con áreas iguales pueden ser divididos en conjuntos de formas similares, O´Brien proyecta dos viviendas diferentes con las mismas piezas. Algunas de ellas flotan ligeramente sobre el terreno, otras se anclan a éste, y otras directamente se transforman en un patio, quedando todas ellas estructuradas según las necesidades de cada hermano y adaptadas al terreno donde se asientan.

Mismos elementos pero diferente geometría y espacios. Dos polígonos articulados por un pequeño sendero que los conecta y a cuyos lados se sitúan distintos terrenos agrícolas con verduras, bayas, trigo y maíz, que generan un espacio antesala previo al acceso a las viviendas. Para abastecer de agua a dichos terrenos, bajo el sendero discurren distintas tuberías encargadas de distribuir el agua de lluvia recogida de las cubiertas de ambas viviendas.

El interior sencillo y austero: suelo de madera y cemento, vidrio sin carpinterías verticales y paredes lisas blancas, atrás quedaron los catálogos de materiales. El exterior sobrio se cubre mediante una piel de estucado negro. Acostumbrados a la espectacularidad de los materiales empleados en otras viviendas, en este caso la fuerza de la idea generadora del proyecto requiere expresarse de la manera más sencilla, con los materiales más elementales.

Y es que hay veces que por casualidad descubres ciertos proyectos con los que rápidamente conectas y te sientes identificado. Es entonces cuando entiendes que, en la arquitectura como en el arte en general, por encima de las doctrinas, está el lenguaje, aquello que te toca y conecta contigo.

wojr.org

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.