Una casa de verano en Sonoma.

Una casa de verano junto a un estanque natural en Sonoma, California, tierra de vinos.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Imagina un bello estanque natural y, junto a él, un prado verde en el que se levantan orgullosos los robles desde hace cientos de años; es un paisaje exuberante y rico, muy verde, bajo un cielo muy azul… ¿no querrías levantar ahí mismo tu casa de verano? Claro que tendría que ser una casa moderna y elegante, una que ofreciera todas las comodidades posibles a sus habitantes y que lo hiciera con el mismo nivel de belleza que el paisaje que la rodea. Tendría que ser una casa como la que ha diseñado el estudio de arquitectura Turnbull Griffin Haesloop en el valle de Sonoma, una zona de California rica en vinos.

Se trata de una casa de apariencia ligera y funcional en la que los espacios interiores y exteriores parecen convivir integrados de manera perfecta; es una vivienda de lujo que dispone no sólo de piscina de agua caliente sino también de una casa adyacente a la princial, la de esa piscina, y de un coqueto embarcadero junto al lago, un rincón en el que se ubica una pequeña terraza con un pozo de fuego.

Un techo flotante recoge las zonas exteriores de la vivienda y las une a ella haciéndolas más acogedoras al tiempo que las protege del cálido sol del verano; en los espacios interiores no es necesario recurrir a la climatización artificial porque la ventilación de la vivienda y su orientación evita que el calor la invada; y para protegerla del frío, también para calentar el agua de la piscina, recurre a energías renovables pues dispone de placas solares.

Esta bella casa en Sonoma está pensada para el tiempo de ocio y placer, no en vano es una casa de verano, y por eso sus espacios están organizados pensando no sólo en sus habitantes habituales sino también en sus invitados y en sus fiestas en la piscina o junto al lago. Es, sin duda, una casa de verano para desconectar de la ciudad y las prisas y para disfrutar del tiempo y del entorno.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.