Montebar Villa: Una casa de madera en Suiza.

El arquitecto italiano Jacopo Mascheroni presenta una moderna casa en Suiza para escapar del mundanal ruido.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Hoy, en nuestro recorrido arquitectónico por el mundo, nos alejamos de los entornos más urbanos para adentrarnos en parajes naturales de impactante belleza; viajamos a Suiza, para descubrir una moderna casa prefabricada de madera que mira a Los Alpes.

El entorno es incomparable, en una colina y con su fachada sur de cristal y espectaculares vistas de 180 grados; el resto del exterior es de madera, tanto el techo como las fachadas; se trata de una casa prefabricada que, una vez diseñada, se montó en pocos días.

El diseño empezó por el tejado, justo al revés de como suele ser, pero es que era ahí donde estaba la condición a cumplir: el techo debía ser oscuro para que su integración en el entorno fuese absoluta y Jacopo Mascheroni decidió que las paredes sería iguales y del mismo material que el techo salvo en la fachada sur, que se reservaba para la espectacular cristalera con vistas.

La casa está perfectamente aislada y abastecida a nivel energético buscando siempre las opciones más económicas y ecológicas, durante los meses más cálidos la casa se caliente gracias a la ventilación natural mientras en invierno el suelo radiante, alimentado por una bomba eléctrica, se ocupa de mantener la temperatura en toda la casa.

Hablamos de una casa prefabricada que no es en absoluto un hogar pequeño: dispone de 3 dormitorios, un estudios, dos baños, un tendedero y un espacio que hace las funciones de un trastero o pequeña bodega.

Se trata de una vivienda ecológica y vanguardista que ocupa un lugar privilegiado en el mundo, junto a Los Alpes suizos, mirándolos de cerca y alejada del mundanal ruido, es sin duda un hogar para el descanso y la desconexión que nos recuerda a las idílicas campiñas por las que paseaban los hijos del Capitán Von Trapp, un hombre al que todos recordamos por el clásico del cine ‘Sonrisas y Lágrimas‘ pero que existió en realidad, era efectivamente un oficial de la armada austrohúngara; cierto es que nuestra casa prefabricada está en Suiza pero el encanto del paisaje no entiende de nacionalidades.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.