Un hogar en blanco tropical.

Una casa devencijada y el diseñador que amaba el blanco en todos sus matices.

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Esta es la historia de una casa casi centenaria, devencijada y abandonada a las rudezas del inclemente clima de Miami, tan cálido como huracanado, y un diseñador español que amaba el blanco en todos sus matices y posibilidades.

Nacho Polo supo ver el esplendor y la vida que escondía aquella casa rota, por eso la recuperó, la vistió de blanco luminoso y brillante haciendo también reverdecer sus jardines y el resultado es el que hoy os montramos: un hogar de luz, espacios abiertos y detalles únicos armado en un diseño de absoluta contemporaneidad.

Se trata de una casa de dos plantas construída en los años 20 que mantiene, tras su remodelación, el encanto de aquellos años felices, y suma a ese encanto diferentes tendencias y estilos que parecieran haber sido creados para estar juntos bajo el mismo techo envueltos en todos los colores a la vez, en blanco.

Encontramos detalles modernos, muy de diseño actual como el contraste del blanco absoluto con su opuesto en un salón de sofá negro, sin que esta ausencia de color ensombrezca lo más mínimo la estancia pues estamos en una casa que se llena de luz tropical al estar abierta a su jardín.

Además de estos detalles que coquetean con el minimalismo, encontramos otros de estilos bien distintos, en algún caso más cálido como el sofá de madera oscura y tapizado verde de la biblioteca o la cómoda bajo el ventanal, un mueble vintage; clásicas lámparas de pantalla y modernas de pie y en arco; sillas funcionales, y blancas, que evocan a las de oficina en un espacio de comedor de uso diario y, en contraste con ellas, otras negras, elevadas y entretejidas en el comedor de las cenas con invitados. Los baños se unen a este uso del contraste, uno en blanco y madera, el otro en oro.

Estos contrastes y esta mezcla conviven en absoluta armonía envueltos por el blanco de luz tropical que domina el diseño y rodeados por un jardín de naturaleza frondosa y viva, dando como resultado un hogar luminoso y abierto lleno de pequeños y únicos detalles.

nachopolo.com

  • facebook
  • Tweet
  • pinit
  • WhatsApp

Vivir

Pequeños caprichos que ponen un toque de confort en nuestra rutina. Objetos de mesa o decoración que nos hacen sonreír de puro placer estético y sin los que ya no podríamos estar.

Newsletter

No te pierdas nada, que saber no ocupa lugar.